Destructivo amor

Autor:

Mariela Rodríguez Méndez

D.F.: Conocí un muchacho diez años mayor cuando yo solo tenía 11. Me sedujo hasta que caí enamorada. Se acostó conmigo una y otra vez y me dejó por otra. Por poco muero de tanta tristeza. Luego conocí a varios, pero no me gustaban; necesitaba quitarme aquel dolor. Fui una chica mala, supermala. Un día vi a aquel desgraciado preso por ser un hombre déspota y solo sentí odio y desprecio. Ahora estoy enamorada de una persona superimportante que sabe mi historia. Me ama, pero tengo miedo de hacer algo malo (no está en mí) y que me deje. ¿Qué hago?

Alguna satisfacción encontrabas en ese «ser supermala» que quizá se justificaba con tu sed de venganza y ese deseo de estar más allá de donde caíste antes. Pero debes tener claro que esa fue una elección tuya entre muchas otras posibles. También podría resultarte placentero actuar así independientemente de su justificación.

Me parece importante que te hagas este cuestionamiento, porque cuando uno se enamora vuelve de algún modo a esa posición que evitaste tanto tiempo hasta ver a aquel déspota castigado. Nadie puede garantizar que no te decepciones otra vez. Este hombre, aunque diferente, también puede equivocarse y despertar tu sed de venganza. ¿Qué necesitarás entonces para aliviar tu dolor? Muchas respuestas son posibles y podrás encontrarlas si las buscas.

Aunque parezca que no están en ti y una parte tuya los quiera lejos, en realidad son muy tuyos los actos que cometes. Si te sientes impulsada a volver a actuar así, te propongo que trates de descubrir antes qué satisfacción te da. Si es preciso, convérsalo con un especialista. Se puede elegir de manera diferente, sobre todo si no sucumbes tan fácil al primer impulso.

Mariela Rodríguez Méndez, máster en Psicología Clínica y psicoanalista

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.