¿Es posible disfrutar las relaciones sexuales sin dejar de amar?

Autor:

Mariela Rodríguez Méndez

O. A.: Hace seis meses conocí una muchacha. Estoy enamorado y soy correspondido. La relación es maravillosa, pero eyaculo antes de los dos minutos, con ocasional dificultad para la erección. Ella se muestra muy comprensiva, dice que no es lo más importante. Ha sugerido ir a consulta. No me decido, porque me cuesta trabajo revelar lo que está pasando. He vuelto a encontrarme con mi novia anterior a quien no amaba y constaté que todo sigue a la perfección en la cama. Lo hice para ver si pasaba solo con mi novia actual. Me sucede cuando estoy viviendo uno de los momentos más lindos de mi vida con la persona que amo, mientras funciono normal con la que solamente era diversión. Tengo 21 años.

Es posible encontrar el modo de divertirte amando, pero implica un proceso de búsqueda en el encuentro con ella. Algo de tu ser y tu historia también se pone en juego en esa relación que contrapone diversión y amor. La visita al especialista podría ayudarte. A veces es necesario hablar para entender cómo nos inmovilizamos queriendo entregar lo que no tenemos y va más allá de nosotros mismos.

El amor suele ponernos en una posición de dependencia y vulnerabilidad difíciles de soportar, sobre todo para los hombres, que pueden desear a mujeres no amadas para rescatar la posición de control y posesión viril, puesta en suspenso cuando aman.

Amar implica riesgos y delicias, retos y triunfos, nudos y desenlaces. No todos se aventuran a tan revolucionaria experiencia. Asocias diversión con desamor y algún sentimiento paradójico; esto lo evocas hasta el punto de no querer pasar más de dos minutos en «la cama». ¿Por qué? Responderlo es tu reto para encontrar un desenlace que te permita disfrutar las delicias del goce sin dejar de amar a tu elegida.

Mariela Rodríguez Méndez. Máster en Psicología Clínica y psicoanalista

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.