Pregunte sin pena

Autor:

Mariela Rodríguez Méndez

R. O.: Soy una mujer de 37 años, con una preciosa bebé de ocho meses. He vivido mis mejores y peores meses. Con el embarazo le hice cierto rechazo a las relaciones sexuales. Mi esposo lo comprendió, pero ahora es peor, porque aparecieron cambios de humor sin causa aparente: de estar muy feliz y segura a estar muy triste e insegura, con temor a que a mi hijita le pase algo o me separen de ella, porque estuvo enferma recién nacida. No quiero terminar la relación, ya que es un buen hombre y sobre todo el padre de mi bebé, y me ha dado muestras de amor y deseo. Sé que es mi obligación hacer todo lo posible por el bienestar, comprensión, seguridad y amor de mi hija, que es lo más importante.

Pareciera que junto a la alegría de realizar el deseo de tener esta hija coexisten otras vivencias sin razón aparente. Suelen atribuirse a los cambios hormonales propios de esta etapa. No obstante, te sugeriría consultes  a un psicólogo para comprender las razones que puedes tener para sentirte así. Por otra parte, al actuar por obligación obvias reconocer tus deseos y actuar en consecuencia, lo cual te libraría del peso de la imposición. Te sugiero emprender estos análisis antes de tomar decisiones drásticas o seguir el camino de las imposiciones.

El deseo femenino encuentra en la maternidad  una vía de realización, que afortunadamente deja lugar a desear más allá del hijo. Sin embargo, a veces cuesta aceptar los dolores, insatisfacciones y contradicciones asociadas a la maternidad cuando todos esperan de una madre realización total. No son pocas las madres que sufren síntomas críticos en estos primeros momentos, colmados de los retos que los cambios imponen. No dudes en reconocerlos y buscar ayuda profesional más allá de estas líneas.

Mariela Rodríguez Méndez, máster en Psicología Clínica y psicoanalista

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.