Los Nobel de Ciencia 2013 son para… - Ciencia y Técnica

Los Nobel de Ciencia 2013 son para…

La Real Academia Sueca de Ciencias anunció en el transcurso de la semana los lauros en Física, Medicina y Química

 

Autor:

Patricia Cáceres

Nadie duda de que sea el gran descubrimiento científico de los últimos años. Poco después del mediodía de este martes, la Real Academia Sueca de Ciencias anunció en Estocolmo que el Premio Nobel de Física 2013 correspondía al británico Peter Higgs y al belga François Englert, por haber postulado la existencia de la partícula subatómica conocida como el bosón de Higgs o Partícula de Dios.

Pero el descubrimiento premiado no era la principal incógnita. El misterio giró en torno a cuáles de los científicos implicados recibirían el galardón, pues, aunque el bosón quedó históricamente asociado a Higgs, seis autores originales desarrollaron la teoría en distintas fechas y contextos.

Tras una larga deliberación, la academia sueca decidió entregar el Nobel de Física a los líderes vivos de las teorías originales: Englert y Higgs.

Ambos científicos propusieron la teoría de forma independiente en 1964. Englert lo hizo junto a su colega Robert Brout, ya fallecido.

El belga y el británico solo se conocieron en 2012 durante un seminario organizado por la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN, por sus siglas en francés) tras confirmar la existencia de la escurridiza partícula, explicó a BBC Mundo Alan Walker, físico y miembro honorario de la Universidad de Edimburgo, y amigo de Higgs.

El eslabón perdido de la cuántica

La teoría que explica cómo surgió el Universo y cómo funciona, se denomina Modelo Estándar. Pero durante mucho tiempo esta no ha logrado explicar cómo las partículas (protones, electrones, neutrones…) adquieren su masa.

La respuesta a esa interrogante la encontraron Englert y Higgs con su teoría del bosón, la cual indica la existencia de un campo invisible que permea todo el universo, a través del cual se mueven las partículas cual si fuesen peces en el agua. La masa la adquieren a partir de la resistencia encontrada al moverse.

Según refiere el diario ABC, algunas partículas, como los fotones, no tienen masa y pueden viajar a la velocidad de la luz. Todas las demás se mueven más despacio porque se encuentran con esa resistencia e interactúan con las «piezas» mínimas que componen el campo, o sea, los bosones de Higgs.

Cuando los bosones colisionan con las partículas, estas pasan de ser energía a materia, dando lugar a todos los objetos sólidos que hoy conocemos, desde planetas, animales, pequeños insectos, hasta nosotros mismos.

La existencia de la Partícula de Dios, o el «eslabón perdido» del Modelo Estándar, fue confirmada a finales de 2012, tras casi 50 años de estudios. Ello fue posible mediante el Gran Colisionador de Hadrones (LHC, por sus siglas en inglés), un acelerador y colisionador de partículas perteneciente a la Organización Europea para la Investigación Nuclear.

Al decir de la Real Academia Sueca de Ciencias, esta «es probablemente la más grande y compleja máquina jamás construida por el hombre».

Transporte celular: hallazgos en la medicina

La ronda de los Nobel había comenzado el lunes con la entrega del máximo galardón de la Medicina, que compartieron los científicos estadounidenses James E. Rothman y Randy W. Schekman, y el alemán Thomas C. Südhof por sus descubrimientos de la maquinaria que regula el tráfico vesicular, un sistema de transporte esencial en nuestras células.

El Comité Nobel del Instituto Karolinska, de Estocolmo, que les otorgó el Premio, significó que los tres científicos han resuelto «el misterio de cómo la célula organiza su sistema de transporte» interno y han detallado los principios que explican por qué este sistema es capaz de entregar las moléculas precisas en el lugar y el momento adecuados.

Cada célula —revela BBC Mundo— es como una fábrica que produce y exporta moléculas, que se transportan por toda la célula en pequeños paquetes llamados vesículas. Es decir, dichas vesículas son pequeñas burbujas de grasa que contienen las «mercancías» celulares.

Estas pueden enviar diversos materiales como enzimas, neurotransmisores y hormonas alrededor de la célula. O pueden fusionarse con la superficie exterior de la misma y liberar el contenido al resto del cuerpo.

«Los tres laureados descubrieron los principios moleculares que gobiernan cómo se envía esta carga al lugar y la hora correcta», expresó el Instituto Karolinska en un comunicado, tras anunciar a los ganadores.

Esto —puntualizó— es crucial en la forma en que se comunica el cerebro, en la liberación de las hormonas y en partes del sistema inmune. «Sin esta exacta organización maravillosa, la célula podría caer en el caos».

Problemas en este sistema desencadenan trastornos neurológicos, diabetes y desórdenes del sistema inmunológico, concluyó el Comité.

Reacción química desde la computadora

El investigador austriaco Martin Karplus, el sudafricano Michael Levitt y el israelí Arieh Warshel comparten la dicha de haber recibido este miércoles el Premio Nobel de Química 2013, por desarrollar modelos informáticos que permiten entender y predecir procesos químicos complejos.

La Real Academia de las Ciencias de Suecia, al anunciar su dictamen, dijo que las reacciones químicas se dan en una fracción de un milisegundo, por lo que es prácticamente imposible detallar con métodos químicos tradicionales cada pequeño paso de un proceso químico.

Pero con un software como el de los científicos laureados se pueden calcular diversas posibles reacciones, lo que se conoce como «modelado de simulación». Con estos métodos los investigadores pueden llevar a cabo experimentos reales y mejorar las simulaciones de los procesos químicos, subrayó la Real Academia.

Los métodos desarrollados por Karplus, Levitt y Warshel han permitido a los ordenadores develar procesos químicos como la fotosíntesis de las hojas verdes o la purificación de un catalizador de gases de escape, precisó la institución sueca.

A los Nobel del ámbito científico les siguió este jueves el de Literatura. Para hoy viernes está previsto entregar el de la Paz, mientras que para el lunes se espera el de Economía.

Nobel: breve mirada

Los Premios Nobel, que se entregan en Suecia desde 1901, se instituyeron como última voluntad de Alfred Nobel (1833-1896), inventor de la dinamita e industrial sueco.

Lo otorga la Real Academia de Ciencias de Suecia, fundada en 1793 por una sociedad dedicada a la promoción de las ciencias naturales y de las matemáticas. Cada ganador recibe una medalla de oro, un diploma y una suma de ocho millones de coronas suecas (unos 922 000 euros).

El Premio no puede ser otorgado póstumamente, a menos que el ganador haya sido nombrado antes de su defunción. Tampoco puede ser compartido por más de tres personas en una misma categoría.

Los Nobel fueron concebidos para reconocer a quienes más aportan a la sociedad, o sea, las mejores investigaciones en las disciplinas de Medicina, Física, Química, Literatura y Economía, además del Premio de la Paz.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.