2016: año generoso para el avance científico - Ciencia y Técnica

2016: año generoso para el avance científico

En sectores de salud tampoco fue humilde este año: en Latinoamérica y África libramos una batalla cerrada contra brotes de zika, cólera y ébola

Autor:

Iris Oropesa Mecías

Este 2016 fue un año pródigo para la ciencia en el mundo. Apenas en febrero se anunciaba por un equipo de astrofísicos, principalmente españoles, el hallazgo más relevante de las últimas fechas: la confirmación de la existencia de las ondas gravitacionales.

Logrado gracias al novedoso equipo de detección de ondas LIGO, ello no solo confirma en la práctica la teoría de relatividad de Einstein, sino que además reformula el tratamiento del espacio y abre campos de estudio totalmente nuevos para la astrofísica.

Por si fuera poco, el descubrimiento por un equipo internacional del exoplaneta Próxima B, con especiales condiciones habitables y de vida, y en la órbita de la estrella más cercana a nuestro sol, añadió alegría a la fiesta astronómica que nos regaló 2016.

En sectores de salud tampoco fue humilde este año: en Latinoamérica y África libramos una batalla cerrada contra brotes de zika, cólera y ébola, al llegar a desarrollar técnicas tan relevantes como el uso, en Brasil, de mosquitos cultivados en laboratorio para combatir los infectados, y la nunca pasada de moda técnica de la solidaridad médica.

Un equipo estadounidense logró por vez primera retardar el proceso de envejecimiento en ratas, y los biólogos marinos hallaron un mamífero que vive cerca de 400 años, el más longevo del planeta, resultados ambos muy prometedores para futuros tratamientos en humanos. También investigadores norteamericanos lograron crear, totalmente diseñadas, nuevas proteínas, lo que abre caminos a medicamentos antes inalcanzables.

Otras creaciones importantes fueron la producción, en Japón, de óvulos de rata cultivados en laboratorio, un sendero hacia la polémica idea de los «bebés probeta»; la creación en Gran Bretaña de un secuenciador de ADN portátil y el avance de los nuevos metalentes, en Estados Unidos, capaces de captar todo el espectro de luz visible y de revolucionar microscopios, pantallas, telescopios.

En cuanto a las ciencias antropológicas, un equipo multinacional confirmó este año, a través del estudio de millones de genomas, que la inmensa mayoría de los seres vivos descienden de una sola migración desde África.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.