Sancionan por desatención a egresada

Luis Manuel Ávila, ministro del Azúcar, asegura en carta a Juventud Rebelde, que existieron violaciones en el período de adiestramiento de la recién graduada Dalgis Haydée Falero Díaz, en la Empresa Azucarera René Fraga Moreno de Colón, provincia de Matanzas.

Al responder acerca de la denuncia del caso de Dalgis Haydée, reflejado aquí el pasado 16 de diciembre, el titular señala que, en lo referente, se violaron la Resolución 9 del 2007 del Ministerio del Trabajo y Seguridad Social y la Carta Circular 4 del 2005 del Ministro del Azúcar.

El caso de Dalgis Haydée fue revelado aquí por su mamá Odalis Díaz Ramos: no recibió tratamiento alguno como adiestrada en la empresa azucarera, no le fue asignado un tutor ni se le ha hecho una evaluación de su desempeño, ni apenas tenía contenido de trabajo.

Todo se agravaba porque fueron infructuosas las gestiones de la joven en tal sentido con el director de la Empresa Azucarera René Fraga Moreno, el director de Grupo Empresarial Provincial, y el director de Recursos Humanos de este último. Al final, no hubo respuesta para su demanda.

«¿De esta forma educamos y formamos a nuestros jóvenes para que sientan amor por el trabajo y sean útiles a la sociedad? ¿Cuesta tanto trabajo atender a un joven egresado  universitario en la Empresa Azucarera René Fraga Moreno, o es que no están capacitados para asumir su responsabilidad?», cuestionaba entonces la madre de la recién graduada como Licenciada en Contabilidad y Finanzas.

En lo tocante, subraya el Ministro del Azúcar que se le aplicó medida disciplinaria al director de Recursos Humanos del Grupo Empresarial Provincial, consistente en la democión temporal a un cargo de inferior categoría por el término de seis meses, y sin derecho a recibir en ese lapso estímulos adicionales.

También se ha indicado aplicarle al director de Recursos Humanos de la Empresa Azucarera René Fraga Moreno la democión temporal a un cargo de inferior categoría por el término de un año, y sin derecho a recibir en ese tiempo estímulos adicionales.

Asimismo, se decidió aplicarle medidas disciplinarias a los directores generales del grupo empresarial Provincial y de la Empresa Azucarera René Fraga Moreno, consistentes en amonestación ante el colectivo laboral al que pertenecen.

El titular del MINAZ señala que a raíz de lo acaecido, se decidió que el director de Recursos Humanos de ese ministerio, de conjunto con dos especialistas, recorra el país y se entreviste con los adiestrados recibidos en ese organismo entre los años 2007 y 2009.

Vindicación gráfica

Claudio Pérez Silva (Porvenir 106, apto. 1, Lawton, Ciudad de La Habana) es un trabajador gráfico de gran experiencia, y escribe para lamentarse de que se ha perdido en las Ferias del Libro, la antigua costumbre de reconocer a los obreros de su sector que hacen realidad la creatividad de los escritores y diseñadores en ese producto final tan valioso de hojas impresas.

Recuerda que se premiaban antiguamente la mejor impresión en carátula, la terminación del libro y otras partes de la producción del mismo. «Es hora de que se vuelva a dar mérito a aquellos que diariamente hacen posible que tengamos los libros, folletos, periódicos y revistas, entre otras publicaciones».

En su nostalgia de tinta y papel, Claudio recuerda cómo eran vindicados los gráficos, al punto de que escritores de la talla de Nicolás Guillén y Alejo Carpentier, presenciaban la tirada de sus obras, y tomaban el primer ejemplar ante el aplauso de aquellos emocionados obreros que las hacían posibles.

Con razón, Claudio aboga porque se restituya en las Ferias del Libro el homenaje a esos obreros que con su primor y excelencia hacen posible ese acto final de belleza y hondura que es un libro.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Trump shut up.