Responden inquietud sobre pago de paramédico

El pasado 19 de abril, y desde el hospital de Songo, en el municipio santiaguero de Songo-La Maya, Héctor Ochoa, paramédico del sistema de ambulancias de ese centro asistencial, manifestaba aquí su incomprensión por el hecho de que a él y a sus colegas se les había rebajado el salario en 72 pesos.

Cuando consultó en Recursos Humanos de su centro, le dijeron que esa medida «bajó de la provincia». Él solicitó que le mostraran la resolución que la avalaba, y le respondieron que no la tenían. Pero meses después, conversando con un colega paramédico de la Base del SIUM (Sistema Integrado de Urgencias Médicas) en Santiago de Cuba, este le contó que allí ellos se mantenían con el salario que tenían y no habían sufrido rebajas.

Molesto porque cualquier movimiento con el salario de un trabajador merece todas las fundamentaciones y explicaciones, Héctor exigía una respuesta de las autoridades de Salud Pública.

Al respecto responde el doctor Jorge Alberto Miranda, director de Salud en la provincia de Santiago de Cuba, que en la entrevista realizada a Héctor se evidenció que hace alrededor de un año, el entonces jefe de Recursos Humanos del hospital le realizó un cambio de salario, informándole que la Dirección Provincial de Salud había indicado que no se le podía pagar el horario irregular, porque él era paramédico y no chofer. Pero no le ofreció detalles y argumentos.

En la revisión del expediente laboral y las nóminas de pago —prosigue— se comprobó que Héctor se encuentra devengando el salario de paramédico integral desde el 1ro. de abril de 2012, cuando sufre la modificación del salario, y se le suspende por ese concepto.

Durante la investigación realizada, se constató que el Jefe de Recursos Humanos de la Dirección Provincial de Salud le explicó con claridad a Héctor que el cargo que él ocupa es el de paramédico integral, amparado en la resolución 89 de 2009, calificador propio del sector de la Salud, y no por la Resolución 34 del 2009, referida al calificador ramal del transporte automotor, por el cual está legislado el cargo de chofer. Se le estaba pagando indebidamente, enfatiza.

Afirma el doctor Miranda que la Resolución 13 del 2007, relacionada con el sistema salarial de los trabajadores del Sistema Nacional de Salud, establece que ese cargo devenga un salario básico de 285 pesos, además de 20 pesos por ser un trabajador de la categoría de operario, y 50 pesos por paramédico integral de una ambulancia de Emergencia. Además, percibe el salario de acuerdo con los turnos de trabajo que realiza en el mes, y consta en la nómina el pago adicional por concepto de nocturnidad.

Aun así, el doctor Miranda califica la queja de Héctor «con razón en parte», toda vez que el trabajador no tuvo una respuesta oportuna y clara del jefe de Recursos Humanos del hospital, quien fuera liberado de su cargo hace más de seis meses. También se le realizó un señalamiento crítico a la actual Jefa de Recursos Humanos, por no brindar con celeridad la información adecuada.

En el caso de los paramédicos integrales de Santiago de Cuba, que cobraban como choferes —precisa—, se le aplicó al Jefe de Recursos Humanos de la Dirección Municipal de Salud, y al técnico de la misma, la medida disciplinaria consistente en el descuento del 25 por ciento del salario durante un mes, por las violaciones detectadas. Asimismo, se rectificó la violación salarial.

Agrega Miranda que, como parte de las medidas de control, en la provincia se revisó, en todas las bases del SIUM, el salario de los paramédicos integrales, para que tales hechos no se repitan.

Agradezco la respuesta, con el convencimiento de que jamás una medida tan sensible, relacionada con el salario de un trabajador, puede aplicársele sin un tratamiento delicado y una explicación fundamentada de los porqués. Lo otro es que, por esas asimetrías de la vida, me llama la atención que, un chofer a secas, por mucha responsabilidad que tenga al timón, perciba más salario que un paramédico integral de una ambulancia, quien tiene en sus manos, con los primeros auxilios, la vida de un ser humano en momentos de urgencia.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.