Danza estancada

Hace mucho tiempo murió de abandonos el antiguo cine Neptuno, en la calle homónima, entre Campanario y Lealtad, en la capital cubana. Y aun así, el espectro de lo que fue un popular cine de barrio sigue dando qué hacer.

Gladys Carrión Alcolea es una vecina de aquel fantasma, pues reside en calle Campanario No. 306, apto. 208, entre Neptuno y San Miguel. Y cuenta de buena tinta que aquel inmueble vive permanentemente una especie de filme de horror y misterio. Hace años un incendio lo dejó sin techo, y por ello el agua de lluvia y la basura se estancan en lo que fue la platea del cine.

Hasta hace unos meses había un custodio que intentó evacuar esas aguas sucias por unos tragantes que están totalmente tupidos. El área inundada a la altura de medio metro —precisa— se calcula en unos 35 metros de largo por 12 de ancho. Una verdadera piscina.

Atestigua Gladys que esta situación es de conocimiento de la Vicedirección de Higiene de la Dirección Municipal de Salud Pública de Centro Habana. Pero todo sigue igual. «Hasta donde sabemos —refiere la vecina—, el local pertenece al Centro Provincial de la Danza, de la Dirección Provincial de Cultura».

Convivencia resentida

De vez en cuando puede escucharse que los seres humanos hemos aprendido a volar como los pájaros y a nadar como los peces, pero no el sencillo arte de convivir.

¿Tendrá razón quien acuñó la frase o quien la hace suya? Cualquiera sabe, pero Pedro Alfonso Alemán no parece tener dudas de que la convivencia es, en ciertos espacios, una asignatura pendiente. Los elementos los tiene ahí mismo, en lo que le ocurre diariamente en el Edificio 12 Plantas No. 1 apto. 4-C, en calle 5ta. Final, reparto Hermanos Cruz, en la ciudad de Pinar del Río.

Según cuenta, durante cinco años ha presentado dificultades debido a filtraciones que provienen del apartamento que queda en los altos. Desde que este inconveniente comenzó, lo informó a sus inquilinos y les mostró el daño que estaba causando. Los vecinos se comprometieron a subsanar el problema, pero no lo hicieron.

Añade el lector que tiempo atrás un plomero revisó el apartamento de los altos y recomendó cambiar las llaves de paso, vinculadas al derrame. Enterado de este parecer y de que los vecinos no disponían de esos aditamentos, Pedro adquirió dos a precio de oferta y demanda y se colocaron, pero el agua continuó escurriéndose.

«Pasadas varias semanas —cuenta Pedro— me dirigí por enésima vez a la encargada y el plomero del edificio, y me respondieron que los vecinos nunca han ido a verlos para el arreglo de los salideros». Añadió la encargada, en esa plática, que «les ha informado que deben reparar los mismos y no lo han hecho».

«Mi apartamento parece una cascada de agua por el baño y la cocina. Se han dañado varios equipos electrodomésticos, los salideros han quitado el repello de las paredes y se ha creado una capa de moho que continuamente debo estar quitando, pues mi hija es alérgica y le hace mucho daño».

Agrega Pedro esta consideración: «Es de destacar que, en este tiempo, en ningún momento los vecinos se han ocupado ni preocupado por la situación de las filtraciones en mi casa, ni por los daños que el moho y los salideros puedan estar ocasionando a la salud de nosotros».

El remitente se pregunta: ¿No existen leyes en nuestro país que sancionen la actuación de quienes, alejados de toda responsabilidad, dañan la propiedad de otros? ¿Quién pagará los daños causados por los vecinos? ¿Qué papel y qué autoridad tienen las administraciones de los edificios multifamiliares para influir positivamente en este tipo de situaciones?

A propósito de esta interrogante, agrega el lector que, tras solicitar varias veces que la administración del edificio mediara en este trance, la última respuesta que recibió de la encargada fue que «debía ir a la Dirección Provincial de Vivienda a interponer una queja (…), pues ya no sabía cómo explicar a los vecinos que debían arreglar el salidero».

¿Qué alcance tienen las normativas vigentes de Vivienda y Edificios Múltiples acerca de un caso como este? ¿Qué otros asideros legales tiene un ciudadano en situación como la descrita?

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica