Juventud Rebelde

Frente al espejo

Responsabilidad y no «independencia»

«Leí su comentario Pececitas solteras (13 de mayo, José Aurelio Paz). Las madres merecen todo el respeto y consideración que pueda existir en el mundo. En una parte usted reflexiona sobre la llamada producción independiente y eso es, al menos para mí, la mayor tontería imaginable, mucho más si estamos abogando por la maternidad y la paternidad responsables. Recuerdo una escena de un programa televisivo español sobre un matrimonio que estaba esperando un hijo. El hombre decía a todo el mundo: “estamos embarazados”. Es gracioso, pero no deja de encerrar una gran verdad: el hecho de traer hijos al mundo es responsabilidad del hombre y la mujer». (Rafael Rodríguez Frías, estudiante de Comunicación Social)

«Escribo al periódico a causa de su artículo sobre el cantautor Raúl Torres, el cual agradezco mucho, pues hacía bastante tiempo que no sabíamos de él (Igual y diferente, sección Los que soñamos por la oreja, Joaquín Borges-Triana, 10 de mayo). Es una lástima que no se haya informado si se realizará alguna presentación de su nuevo disco Maqueta de platino. Sé lo complicado que puede ser para un músico, que se conozca su trabajo, mas si puede, transmítale que tiene gente que lo quiere, admira y desea escuchar sus composiciones. Mi otra inquietud es cómo puedo adquirir ese disco que de seguro nos hará soñar por la oreja». (Ivonne)

«Estoy muy feliz por el artículo publicado en la edición del 6 de mayo titulado Muerto el perro (Amaury E. del Valle). Quiero felicitar a su autor por hacer un trabajo de investigación tan humano, necesario y oportuno sobre el tema. Si ANIPLANT ha logrado concretar algunas campañas con la colaboración de personas que han ofrecido sus viviendas para realizar las esterilizaciones, con productos obtenidos por donaciones, ¿cómo es posible que las instituciones representadas no lo puedan asumir? En este aspecto me pareció excelente el análisis económico que hace el periodista...». (Nury Díaz Hernández)

«Verdaderamente la felicito por tan lúcido, brillante y, ¿por qué no decirlo, eh?, muy valiente comentario de opinión acerca de la vida inmediata y privativa de las personas, de su intimidad publicado en esta edición (¿Por qué, por qué, por qué?, Yahily Hernández Porto, 5 de mayo). Es una pena que los lectores reales (no los que compran el papel) no tengamos la oportunidad de leer textos como el suyo más a menudo». (Jorge Pérez)

«Muy importante tu artículo sobre la ardilla y la montaña (Hace falta una ardilla, Osviel Castro Medel, 6 de mayo). Desgraciadamente es un tema que no es tratado con frecuencia en los medios. Te exhorto a continuar con el mismo y a hacer trabajos más profundos. En la construcción del socialismo es muy importante la moral, la ejemplaridad y el papel de los cuadros; ya el Che lo dijo en su momento. Todo esto va unido a la pérdida de algunos valores por las condiciones que tuvimos que atravesar. Pero lo más importante y peligroso que veo es, a largo plazo, el efecto sobre las generaciones que nos siguen». (Orlando Pérez)

En la edición del domingo 13 de mayo, en la página 3, en el comentario de José Aurelio Paz, Pececitas solteras, apareció incorrectamente escrito con «s» el diminutivo «pececitas». JR ofrece disculpas y agradece las llamadas de atención de los lectores.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.