Experimentar de buena fe - Frente al espejo

Juventud Rebelde

Frente al espejo

Experimentar de buena fe

«Estimado Rufo: Leí la entrevista que le hiciste a Israel Rojas, director de Buena Fe (Nadie espere irresponsabilidad de Buena Fe, Rufo Caballero, 18 de enero). Me parece que estuvo muy buena pues abordó temas importantes y polémicos que giran alrededor de esta agrupación. Considero que Catalejo es el mejor disco que han sacado tras su debut con el disco Déjame entrar. Se ve claramente que Buena Fe ha madurado musicalmente. Invito a quien no lo crea a que escuche sus primeras canciones y las compare con estas últimas: percibirá la diferencia y el desarrollo en su música y en su letra, cada vez más interesantes y tocando la sociedad.

«La entrevista hurga en el tema de si Buena Fe ha abandonado la trova... Me parece que el cambio que introdujeron en su línea ha sido para bien y lo apoyo. No me agrada escuchar un disco que se parezca a otros, pues se convierte en algo monótono. Por eso coincido con Israel en que la acusación de haber abandonado supuestamente sus orígenes musicales es una de las mejores que le han hecho en la vida... Así es como ha de continuar Buena Fe, experimentando, que hasta ahora todo va bien; y hagan siempre su música, que sus seguidores estarán aquí para apoyarlos.

«El videoclip es una de las tantas formas de hacer arte —de ello X Alfonso nos ha dado clases— y Buena Fe es uno de los grupos que más videoclips hace anteponiendo el arte a la promoción de algún tema o un disco. Soy lo que ves resulta uno de sus mejores videos: es sencillo, agradable y, lo más importante, tiene un altísimo grado de cubanía.

«Que se sepa que esto no lo digo para congraciarme contigo, que eres su director, sino porque es bueno de verdad; lo que te tocó “bailar con la más fea” y competir con un excelentísimo videoclip como Vida (dirigido por X Alfonso). El día en que hagas uno que no sea de mi agrado, seré de los primeros en criticarlo de manera constructiva.

«Y he aquí el sentido de mi correo: apoyar tu trabajo como crítico, que es muy difícil y valiente, porque te tildan como la oveja negra, y más valiente es realizar un video para que las personas ahora te vean desde el lado de acá y no desde el lado de tu columna, en el cual estamos acostumbrados a verte. Más allá de toda la polémica que generó Soy lo que ves, creo que fue una excelente creación...». (Yoandy González Carvajal, estudiante de Ingeniería Industrial, Universidad Central Marta Abreu)

«Quiero expresarle mi más sincera admiración y respeto por el trabajo que hace en su sección Palabras que van y vienen (Celima Bernal, edición de los martes, página Cultural). Realmente es encomiable y digno de celebrar por lo que significa y representa para la evolución y desarrollo de nuestra lengua materna, el español, así como para mantener en alto los estándares de conocimiento, pronunciación, léxico, ortografía, etcétera, y en general la cultura del uso y las reglas gramaticales y sociolingüísticas de nuestro rico y ya muy expandido idioma. ¡Muchas felicidades!, y mantenga en alto el gran trabajo hasta ahora realizado.

«Siempre he estado interesado en el estudio de las lenguas. Me gustan mucho, y por supuesto que la mía no puede quedarse fuera de ese grupo, mucho menos ahora que estoy inmerso en el Programa de Enseñanza de Idioma Español a Jóvenes Chinos. Me estoy formando como profesor de idioma español para no hispanohablantes —en este caso para chinos— en un curso habilitado al efecto.

«Trato de no perderme ninguna de las ediciones de su tan interesante sección en Juventud Rebelde; realmente todas las disfruto muchísimo, ¡y qué cómicos, elocuentes y bien diseñados para la sección están los chistes que la acompañan (humorista gráfico LAZ)!». (Raciel García Rodríguez, Facultad de Español para No Hispanohablantes, Universidad de La Habana)

«Considero que su publicación es excelente. Continúen trabajando de esta forma para satisfacer al público lector, en especial a la juventud cubana. Les deseo éxitos». (Ing. Yanan Camaraza Medina)

«Sigo siendo un ferviente admirador de su columna diaria Acuse de Recibo (José Alejandro Rodríguez), la cual califico de muy humana y veraz. Con su trabajo usted se ha convertido en lo que yo llamaría un patriota del periodismo cívico y revolucionario. Lo felicito por el nuevo año y deseo que nos siga entregando, a través de Acuse y otros trabajos, todo el caudal de su destreza». (Nicolás Juan Silva Ochandía)

Y en la edición del 20 de enero publicamos el comentario ¿Qué ocurre con la madrugada televisiva?, del colega Nelson García Santos, en el que se recomendaba que la cartelera de la programación televisiva de la madrugada se diese a conocer en horario estelar. A propósito del trabajo recibimos la siguiente respuesta:

«Nelson: Gracias por su sugerencia respecto a la necesidad de recoger la programación de la madrugada en la cartelera que se transmite después del Noticiero Nacional de Televisión.

«Aunque en el programa del mediodía ofrecemos la programación completa, habíamos llegado a la conclusión, al igual que usted, que en el horario de las 8:30 p.m. era necesario también ofrecer la programación de la madrugada, y permitir que el televidente pudiera escoger qué hacer desde temprano en la noche.

«Nos satisface mucho su sugerencia y en la forma argumentada en que la expresó, ya que nuestro objetivo es tratar de complacer a nuestro público televidente.

«Luego de resolver algunos problemas técnicos y de producción habíamos acordado internamente ofrecer esta cartelera completa a partir del lunes 26 de enero, pero su artículo en el periódico nos motivó a adelantar esta decisión para hoy martes 20 de enero. De seguro muchos televidentes se sentirán complacidos». (Enrique González, director de Transmisiones de la Televisión Cubana)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

El empecinado bloqueador