Frente al espejo

Tocar el violín con tres cuerdas

«Mileyda: Soy asiduo lector de Juventud Rebelde. El sábado 22 de octubre salió publicado en este rotativo un artículo con el título Bienvenido Poe… ¡Pobres hermanos Grimm!, el cual me llamó poderosamente la atención porque sobre temas como este se publica poco y resulta asombroso saber que cosas como estas suceden (Mileyda Menéndez Dávila, página temática Sexo sentido). Debo decirle de todo corazón que su trabajo es brillante, no solo por lo que trata sino por la manera tan sensible y crítica en que usted lo redactó. Viene a colación reflexionar que ¡menos mal que no ocurren cosas como estas en Cuba! ¡Qué barbaridad!

«Usted y ese equipo de trabajo cuentan con un gran nivel profesional y por ello han recibido el elogio y respeto de diversas instituciones y de nuestro pueblo, así que lo que yo pueda decirles en este sentido resultaría poco. De cualquier manera les agradezco y hago saber mi respeto hacia su profesión y la labor que realizan cada día. Continúen por ese camino; les puedo asegurar que millones de cubanos se lo agradecemos». (Nelson Leyva, La Habana)

«Realmente una de las mejores columnas de la prensa (Perlman, Tecla del Duende, 13 de octubre). Mágica, abarcadora, llena de buenos adjetivos. No murió ni perdió la esencia nunca. Nos hace soñar y —¡cómo no!— también tocar el violín con tres cuerdas». (Hayram)

«Colegas: Muy buena la entrevista y con muchos matices a considerar (¿Una báscula para pesar sonrisa?, Marianela Martín y Patricia Cáceres, 17 de octubre), pero pienso que la calidad, la eficiencia y los derivados de un buen servicio están en el incentivo que seamos capaces de crear en los trabajadores…». (Liván)

Nuevos instructores de arte. Con ese título publicamos, el viernes 21 de octubre, una información acerca de la octava graduación de instructores de arte en Las Tunas (Juan Morales Agüero). En uno de sus párrafos, el reportero retoma las palabras de un orador de la ceremonia, quien expresó que la graduación se rodeaba de un significado mayor por producirse cuando arribábamos al aniversario 125 de que el Himno de Bayamo fuera entonado por vez primera. Presentamos disculpas a nuestros lectores por replicar ese error.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Facebook