Frente al espejo

La caprichosa vida…

«Este artículo es muy acertado (Adolescencia y amor platónico, Mileyda Menéndez Dávila, Sexo sentido, sábado 2 de agosto). Pienso que en estos tiempos ha dejado de hacerse el amor y solo se practica sexo. A no pocos les interesa solamente el placer carnal y ni hablar de cómo se han perdido muchos detalles que en algún momento fueron la base del inicio del amor… Hay quien se preocupa más por conocer de posiciones acrobáticas y otras cosas —que no es menos cierto que contribuyen a una relación de pareja—, pero pensemos y analicemos: el sexo es solo un momento, y nuestro día tiene 24 horas… ¿Y qué sucederá con el resto del tiempo, cuando no estemos en la cama? Estaremos chocando con las consecuencias de haber relegado la espiritualidad a lo secundario cuando la vida, la caprichosa vida, se encargue de enseñarnos qué es lo primario en la senda del amor…». (Andrés)

«Hace mucho tiempo, desde que falleció el gran Enrique Núñez Rodríguez, no leía un artículo tan bueno y que calcara al papel carbón cómo se desarrollaban aquellos pitenes de pelota en nuestro país en épocas pasadas (Un pitén diferente, Eugenio Vicedo Tomey, 2 de agosto). Cualquiera de aquellos guajiritos jugaba mejor al béisbol que muchos de los que juegan hoy en nuestras series nacionales... También jugué en la época de las pelotas remendadas, los guantes cosidos a mano, sin zapatos y en medio de un potrero. Creo que el autor tiene más que merecido el premio Enrique Núñez Rodríguez de Crónica, por su contenido y porque incluso lo hace al estilo de ese gran escritor-humorista… Felicidades, Eugenio, y continúe con esta línea de trabajo, creo que estás hecho para eso». (Corona)

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica