Frente al espejo

Tatuados en nuestros corazones

«Su artículo (Maestros de vidas, Liudmila Peña, 8 de marzo)  me ha hecho rememorar nostálgicamente mis episodios de estudiante. No puede imaginar cuánta alegría me acaba de transmitir la siempre bienvenida e inesperada inspiración de Matilde, materializada en su ingenio como redactora…, y vuelvo a mis primeros añitos en que era un inocente más, sentado en un pupitre de aquella inmensa escuela, y en los que aún el olor de mis uniformes y todo lo que comenzaba a ser nuevo para mí no me sugerían la importancia de todo el porvenir que se avecinaba. Son miles y miles de formadores que se quedan tatuados en nuestros corazones y que mucho aportaron y ayudaron a sacar ese potencial que cada uno llevamos dentro. A todos nunca tendremos cómo agradecerles; ojalá sientan orgullo y sepan que cada alumno les debe en parte su vida, por haber sido fieles formadores de hombres y mujeres de bien». (Geobcn)

«Recuerdo a muchos de mis maestros de primaria, secundaria e IPVCE. En cada etapa tuve excelentes personas que me guiaron. Son muchos y mencionar solo a algunos sería injusto. Cuando veo a mi niña de cinco años, me doy cuenta de lo importante que es una buena educación. No solo determina lo que vas a ser, sino lo que crees que puedes ser». (Andrés)

«Hermosa historia de patriotismo, amor y entrega a nuestra causa (Esmeralda de acero, Mario Cremata, 9 de marzo). Vidas como la de Marta Jiménez  hay que contarlas y dejar constancia en filmes para que siempre nuestras más jóvenes generaciones conozcan y valoren la gloria que se ha vivido». (Carlos Alberto)

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica