Sin precio

«Todas estas operaciones y tratamientos son muy costosos (El milagro de Arley, Yunet López, 17 de junio) y nunca nuestro país ha dejado de darle la mejor atención. Esto es bueno que lo lean todos y en especial los trabajadores del Turismo para que vean que nuestro aporte a la salud no es en vano. Esa satisfacción no tiene precio». (Betty)

«Soy testigo de lo sacrificado y preocupado que es el equipo de Oncopediatría en el hospital, y no solo los médicos, sino todo el personal del instituto que de una manera u otra vela por el bienestar, tratamiento y recuperación de los niños que sufren de cáncer. Historias como estas me convencen cada día más de la calidad de nuestros médicos. ¿Se imaginan cuánto le hubiera costado esta operación a esa familia? (yir)

«Soy médico pediatra de atención primaria; la mayoría de las veces intuimos enfermedades como estas, enviamos los niños a donde corresponde y luego desaparecen de nuestro entorno, no se reconoce el diagnóstico oportuno que hicimos y que posiblemente contribuyó al salvamento del pequeño, pues el agradecimiento de los padres es para los cirujanos y demás trabajadores hospitalarios. No debía ser así». (Oscar Luis)

«Doctor Oscar Luis, entiendo su “vivencia” pero sienta que Ud. es parte también de este triunfo. Sin el médico de familia o el especialista del policlínico no comienza a andar la maquinaria, esa es la “modesta” contribución de ustedes... (Mangeles)

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Opinión Gráfica