Ángel, de niño - La tecla del duende

El Duende

La tecla del duende

Ángel, de niño

El biólogo y poeta Isbel Díaz Torres tiene alma para alumbrar las cosas. Sabe no sé cuántos secretos de las orquídeas; pone ala a las décimas junto a otros entusiastas creadores; diseña folletos, anima tertulias, toca con su guitarra la Guantanamera más larga de Pinar del Río y regala, ante los ingenios, una risa ancha y noble. De su libro Oboe son estos versos...

Ángel, de niño, era así./ como de un verde adivinador,/ le crecían hojitas/ que alzaba por sobre nuestros arcos/ y reía grande, verificando el quórum./ Ángel, de niño, era domador del circo/ y pintor/ y tenía una casa inmensa con mangos/ y estampillas de correo,/ agarraba el reloj entre sus manitas/ y el polvo se levantaba/ y ascendía un humillo de girasol y canela./ Tornábase calma página,/ sonaba en silencio que mar tardío/ o quien pasa acelerando el viento/ y miraba por las hendijas más profundas/ incinerando hormigas con sus interrogantes signos/ (las hormigas que auguraban el Norte o la lluvia). Ángel siempre ganaba en las apuestas,/ Ángel, de niño, tenía un libro.

Esperanza de un después

La capa de ozono se recupera. La buena noticia responde a acciones de muchos Gobiernos, y a la tenacidad de quienes fomentan una cultura de respeto a toda forma de vida. Para celebrarlo, la familia teclera en Ciego de Ávila retomó su infancia y dibujó el planeta real, con sus desafíos ecológicos, y el otro que soñamos.

Hasta el incansable Daniel gastó pinceles en la obra, como agradeciendo el verdor de los campos recién descubiertos y el hormigueo juvenil percibido en varias fábricas avileñas visitadas por un equipo de JR en ese afán de llevar por toda la Isla nuestro cumpleaños 45. Desde esa edad en que todo se pregunta, el fruto amoroso de Julieta y Adán extendió sus manos y cosechó amistades diversas.

Tan fraterna inocencia opacó en los pechos adultos ciertos nubarrones de belicosa inquietud. Nadie sabe en qué atmósfera respiraremos si se desatan los demonios de la necedad y llueven bombas en lugar de sonrisas.

La especie autoelegida para civilizar esta roca que llamamos hogar amenaza dejarnos sin puntos cardinales, pero en los ojos de Daniel y en el vientre de Baby —nuestra anfitriona en tierras avileñas—, palpita la esperanza de un después. (Reporte de Mileyda)

Tertulias en movimiento

Las peñas de Bayamo, Matanzas y Holguín tuvieron por estos días sus encuentros. En la ciudad de los parques hasta se unió un amigo de origen griego: Dimitri. Él, que vivió en carne propia la metralla de la guerra, celebró lo grande de conservar espacios de fraternidad.

Y este domingo, a las 10:00 a.m., en la galería de arte Oscar Fernández Morera, se encontrarán los duendes espirituanos.

Graffiti

NGS: Gracias por ser tan transparente, aunque mi ceguera impida verme en tu espejo. ADS

Eros: Te regalo mi alma, quizá si está contigo deje de extrañarte. Yo

Semilla

Añorar el pasado es correr tras el viento. Proverbio ruso

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica

Derechos