La tecla del duende

Con bandera de gala

La ceiba que marca el ombligo de Cuba ya no reinará más en solitario. A su lado, desde este julio, se erigió un asta desde la que ondeará una inmensa bandera de gala cuando la ocasión lo amerite. Esa fue la conmovedora imagen que recibimos al llegar a Guaracabulla, el pequeño asentamiento del municipio de Placetas, para festejar el noveno encuentro nacional de las tertulias de JR con sus lectores.

Cuánto hubiera gustado a Raúl Ferrer, Pedrito Osés y Guillermo Cabrera Álvarez, soñadores que desde la poesía, las artes plásticas y el periodismo, respectivamente, dignificaron este lugar casi «encontrado» de la geografía cubana, ver ondear a «la más bella que existe» sobre las esperanzas de los lugareños. Para nosotros, el tricolor estandarte, la calle central asfaltada, las nuevas lámparas y el apoyo general de las autoridades del municipio a esta cita de la bondad y la ocurrencia, demostraron que aun en medio de escaseces se puede hacer mucho por engalanar el rostro y el alma de nuestras comunidades.

La «buena vibra» de la peña teclera nos deparó una jornada intensa y extensa. Arrancó con la tradicional donación de volúmenes en la Casa Biblioteca de Katy y Tomás, que se intenta multiplicar en los generosos libros. De ahí, a la Casa de Cultura que lleva el nombre del cronista Guillermo Cabrera, donde la guitarra y el carisma de Julito Cumberbacht y su poetisa compañera, Tomasa González, junto con varios declamadores, encendieron el motor del entusiasmo.

Luego, a la gran Peña, que inició unos minutos después de las 11:00 a.m. y no se detuvo hasta pasadas las dos de la tarde, en la escuelita mixta Enrique Villegas Martínez. De ese alegrón compartido, dedicado especialmente al amor de y hacia los animales, solo evocaré flashazos, en aras de dejar espacio a las imágenes. Algo sí les aseguro: bajo el flamboyán del patio escolar, todos fuimos «un tilín mejores».

Cantante más popular: El Charro de Las Tunas. Mascotas más notorias: la jicotea de Cary, que viajó desde Holguín, y la perrita Luna, que llegó con Mileyda, desde La Habana. Esfuerzos de traslación mayores: los de holguineros y espirituanos, que de su bolsillo pagaron una y dos guaguas, respectivamente, para no perderse el teclazo. También el de los tenaces choferes. Héroes logísticos: trabajadores de la escuelita y de la UBPC Camilo Cienfuegos (Nidia, Jorge L., Alicia, Yunior, Alexander y Weine). Certeza: ¡desde ya estamos soñando con el décimo encuentro, en 2016!

Guaracabulla, el pequeño asentamiento del municipio de Placetas.

Un día antes del encuentro nacional teclero, los ocurrentes del Yayabo, liderados por Arminda, festejaron su noveno cumpleaños.

La tierna perrita Luna, que viajó desde La Habana, conquistó al auditorio de la peña.

EL charro tunero, junto con otros trovadores, humoristas y poetas conmovieron a más de 130 tecleros en el patio de la escuelita.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.
Multimedia
Videos
Fotografía
Opinión Gráfica