Producen cables para rehabilitación de redes eléctricas

Así el país reducirá las pérdidas de energía en la distribución

Autor:

Juventud Rebelde

La Empresa de Conductores Eléctricos y Telefónicos Conrado Benítez, conocida por su marca comercial Eleka, trabaja de manera intensa en la producción de cables de alta tensión y acometidas, dos de los renglones que le permitirán al país reducir las pérdidas de energía en la distribución, uno de los propósitos del Programa de Rehabilitación de las Redes Eléctricas.

Durante un encuentro con representantes de la prensa nacional, Héctor Torres Hernández, director general de la entidad —ubicada en el municipio de San José de las Lajas, en la provincia de La Habana—, informó que su colectivo atiende de manera priorizada las necesidades de tres programas: Batalla de Ideas, Revolución Energética y Vivienda.

Sobre el primero de los compromisos con la seguridad energética de la Isla, Héctor abundó que «son los conductores desnudos para las líneas de alta tensión que conforman las redes primarias de distribución en todo el sistema eléctrico nacional. Se trata, en particular, de cables trenzados de aluminio desnudos, de grueso calibre, los cuales se instalan en las torres que llevan la energía desde las termoeléctricas, hidroeléctricas u otros generadores hasta los centros de distribución».

No menos importante es la tarea de entregarle al país los conductores eléctricos que se instalan desde las líneas de distribución —los postes— hasta las viviendas, y que se conocen como acometidas.

Al respecto, explicó que en la actualidad se están fabricando alambres de cobre calibre 8, revestidos con PVC, para potencias de 110 y 220 voltios, o alambres de aluminio calibre 6, revestidos de polietileno reticulado, cuya durabilidad es mayor, según las pruebas técnicas a que han sido sometidos.

El Director General de Eleka precisó que en el caso de las acometidas, y según las necesidades del país, la fábrica tiene el compromiso de entregarle al programa de rehabilitación de las redes eléctricas unos 45 000 kilómetros, de los cuales 25 000 se producirán antes de que concluya este año.

Los trabajadores de la industria lajera están enfrascados igualmente en la fabricación de otro grupo de conductores de energía con destino al plan de construcción de viviendas que impulsa el país.

«Entre los más demandados —especificó el directivo— se encuentran los alambres de cobre calibre 12 y 14 revestidos con PVC, que conformarán las redes interiores desde las viviendas hasta el lugar de consumo final».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.