Instructores de Arte tendrán su Primer Festival Nacional

Los jóvenes pedagogos podrán participar como artistas ejecutores o como directores, coreógrafos y compositores

Autor:

Dora Pérez Sáez

Los instructores podrán intercambiar experiencias sobre los resultados de su labor formativa. Foto: Calixto N. Llanes Un gran anhelo de los instructores de arte se hará realidad el año próximo: la realización del Primer Festival Nacional de la Brigada de Instructores de Arte José Martí, el cual se celebrará los días 15 al 20 de octubre de 2007, en saludo al Día de la Cultura Cubana.

El evento da respuesta a una de las más importantes inquietudes de estos jóvenes pedagogos: la creación artística individual y colectiva, a la vez que propiciará el intercambio sistemático de los resultados de su labor.

Irisday Ramírez, coordinadora nacional de las Brigadas, expresó a JR que el encuentro será un espacio más donde el instructor podrá participar no solo como artista ejecutor, sino como director de una obra de teatro, coreógrafo de un grupo danzario o compositor de alguna obra musical, lo que se traduce en más posibilidades de desarrollo profesional.

«Este es un paso muy importante para el movimiento —explicó— porque invita a cada brigadista a buscar la calidad y a mejorar lo que se esté haciendo.

«Tenemos más de 9 000 instructores de arte laborando en nuestras escuelas. Y ahora la Brigada está invitando a pioneros y jóvenes a participar en la fiesta estudiantil de ruedas de casino, certamen que persigue promover en las nuevas generaciones el gusto por este baile».

El festival se desarrollará a partir de abril de 2007 a nivel municipal, y a nivel provincial en los meses de junio y julio. Los jurados se constituirán con las direcciones provinciales y municipales de Cultura y miembros de la UNEAC y de la Asociación Hermanos Saíz.

Los instructores de Artes Plásticas fueron además convocados para confeccionar una pieza que identificará el certamen.

Alejandro Pérez, vicepresidente nacional de la Brigada, expresó que este primer encuentro es un reto que el país solo podrá asumir en la medida en que todo instructor se empeñe en perpetuar en cada resultado artístico la defensa de nuestras raíces.

«Este festival debe constituir una barrera ante la avalancha de tergiversaciones y mediocridades que se expanden en toda dirección», dijo.

«Esta propuesta, que posibilita al instructor expresar sus inquietudes artísticas, no divide el objeto social del profesor, sino que le permite fortalecer mutuamente los componentes artísticos y pedagógicos implícitos en su formación».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.