Revelan detalles sobre destrucción de expediente de Posada

El expediente del terrorista Luis Posada Carriles fue destruido por orden del agente Ed Pesquera, hijo de Héctor Pesquera, ex jefe del Buró Federal de Investigaciones (FBI) del Sur de la Florida

Autor:

Juventud Rebelde

El expediente del terrorista Luis Posada Carriles fue destruido por orden del agente Ed Pesquera, hijo de Héctor Pesquera, ex jefe del Buró Federal de Investigaciones (FBI) del Sur de la Florida. En el diario The Washington Post, la periodista norteamericana Ann Louise Bardach hizo el domingo último nuevas revelaciones sobre este caso, refiere hoy el periódico Granma, según reporta AIN.

La reportera había ya relatado en una entrevista con Amy Goodman, en su programa radiofónico Democracy Now!, cómo el expediente había sido repentinamente echado al triturador de papeles, en el 2003. Esta vez, publica informaciones adicionales con las cuales precisa que la destrucción del dossier que reunía una variedad de documentos originales, ocurrió en agosto de ese año.

En esa fecha Posada se encontraba en Panamá, donde la fiscalía intentaba obtener de las autoridades norteamericanas documentos que certifican, en el juicio del delincuente, su pasado criminal.

Aunque estaba obligada a colaborar plenamente en ese sentido con la justicia panameña, en virtud de un convenio firmado entre ambas naciones, la embajada de EE.UU. en Panamá solo entregó fotocopias de informes desclasificados obsoletos sobre el caso.

Entre los documentos destruidos figuraba un fax que Posada había transmitido en 1997 a cómplices de Guatemala, quejándose de que los medios de comunicación estadounidenses tenían reticencia a creer reportes sobre los atentados de La Habana que él estaba provocando.

Héctor Pesquera es el agente del FBI de Miami que participó, en septiembre de 1998, en el arresto de los Cinco luchadores antiterroristas cubanos, quienes fueron luego falsamente acusados de "espionaje" y condenados a larguísimas sentencias en un amañado juicio.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.