ALBA e integración latinoamericana: el momento es ahora

Las nuevas generaciones son beneficiadas con los proyectos que el ALBA promueve. Foto: Franklin Reyes En las sesiones de la Audiencia Parlamentaria sobre la Alternativa Bolivariana para los pueblos de Nuestra América se afirmó que el ALBA y los Tratados de Comercio de los Pueblos muestran concreciones impactantes en sus aún no cumplidos dos años de vida

Autor:

Marina Menéndez Quintero

«La vida demuestra que podemos ir más allá y debemos hacerlo», reflexionó el ex canciller de Venezuela y embajador designado de ese país en La Habana, Alí Rodríguez Araque, al ofrecer sus reflexiones en la Audiencia Parlamentaria celebrada ayer sobre la Alternativa Bolivariana para los pueblos de Nuestra América. Sus sesiones permitieron entender teóricamente que el ALBA resulta de la necesidad de sobrevivencia de nuestros pueblos y, además, demostraron que en la práctica, la integración que propone es posible.

Araque fue el último orador de un encuentro enjundioso que la Comisión Permanente de Asuntos Económicos de nuestro legislativo auspició y dedicó al Comandante en Jefe, a Hugo Chávez y a Evo Morales: impulsores de la integración verdadera abierta mediante el ALBA, en este momento singular de la historia latinoamericana y que es preciso profundizar y extender. Llega una vez comprobados los que el economista cubano Osvaldo Martínez llamó «anémicos resultados» de esquemas integracionistas anteriores reflejo de los intereses oligárquicos, centrados únicamente en el valor comercial de las acciones. Por primera vez también, apuntó, junto a la integración se nos ofrece la emancipación.

En contraposición con la propuesta anexionista del ALCA y los TLC que «ofrece» el imperio —la otra disyuntiva—, el ALBA y los Tratados de Comercio de los Pueblos se erigen sobre los principios de solidaridad, cooperación, complementaridad, y respeto a la soberanía —según los retrató Araque— y muestran concreciones impactantes en sus aún no cumplidos dos años de vida.

Su accionar incluye actividades de colaboración con terceros, entre los que se cuentan naciones del Caribe y África y proyectos para la seguridad alimentaria, salud y educación, informó Ramón Ripoll, viceministro del Ministerio de Inversión Extranjera y Colaboración Económica (MINVEC).

Muchos de los resultados fueron expuestos también por otros titulares o representantes de carteras y organismos cubanos invitados a la Audiencia.

Así se supo que en virtud de la misión Barrio Adentro existen en Venezuela 8 000 puntos médicos con la colaboración de Cuba; en ellos se forman 31 000 jóvenes venezolanos como médicos, del total de más de 54 000 que estudian esa profesión allí o en la Isla. Como extensión del concepto cubano de acercar los altos servicios hospitalarios a la población, hoy funcionan en la República Bolivariana 261 centros de diagnóstico —de 600 que se erigirán—, así como 341 salas de rehabilitación.

Más de 2 300 000 bolivianos han sido atendidos por médicos cubanos y 3 000 de ellos salvaron la vida como fruto de una cooperación que se extiende a otras áreas y que el embajador de Bolivia, Saúl Chávez, agradeció a cubanos y venezolanos.

La Operación Milagro ha llevado 29 centros oftalmológicos a otros países con la participación de Venezuela y se operan más de 27 afecciones. El programa «Yo, sí puedo» ha sido vehículo para la alfabetización de un millón y medio de venezolanos y de más de 29 000 bolivianos; el método ha sido acogido en 22 naciones. Hoy existen casi seis mil colaboradores cubanos del deporte en la tierra del Libertador, y 1 092 técnicos del sector agroalimentario.

Cuba, Venezuela y Bolivia son «la vanguardia» de este proceso, que cuenta con las enormes potencialidades de la región, apuntó Araque. «Tenemos que demostrar su viabilidad: solo en la medida en que consigamos éxito tendremos credibilidad ante nuestros pueblos», señaló.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.