Inauguran exposición del Pintor de América en museo de la capital cubana

La muestra inaugurada en el Museo Nacional de Bellas Artes, de La Habana, forma parte del homenaje organizado por la Fundación Guayasamín a Fidel en su 80 cumpleaños

Autor:

Juan Moreno

«Fidel y mi padre seguirán siendo amigos por siempre», expresó Pablo Guayasamín, hijo del Pintor de América, al dejar inaugurada, en el Museo Nacional de Bellas Artes de La Habana, una exposición que recoge cien de las obras pictóricas más significativas de Oswaldo Guayasamín.

«Ellos se conocieron a través de las artes plásticas, y son estas las que han promovido este homenaje universal de la cultura, mediante el cual millones de latinoamericanos decimos hoy: Feliz cumpleaños, Fidel», precisó.

Bajo el título Un abrazo de Guayasamín para Fidel, pueden apreciarse los tres retratos realizados por el pintor al líder de la Revolución Cubana en distintas épocas, así como obras de las colecciones Huacayñán (El camino del llanto), La edad de la ira y La edad de la ternura, entre otras.

En una de las paredes puede leerse el siguiente pensamiento del artista: «Pintar es crear y amar, es inventar y gritar, es rezar, amar y protestar».

La obra de Guayasamín es profundamente humanista. Calificada como expresionista, refleja el dolor y la miseria que soporta la mayor parte de la humanidad, y denuncia la violencia que le tocó vivir al ser humano durante el pasado siglo, marcado por las guerras mundiales, los genocidios, los campos de concentración, las dictaduras y las torturas.

Guayasamín nació en Quito, Ecuador, el 6 de julio de 1919. Se graduó como pintor y escultor en la Escuela de Bellas Artes de su ciudad natal, e hizo su primera exposición personal a los 23 años de edad.

Su obra es muy prolífica en cuadros de caballete, murales, esculturas y monumentos, y realizó unas 180 exposiciones individuales. Hasta poco antes de su fallecimiento, en 1999, estaba laborando en su obra cumbre, La Capilla del Hombre.

Los artistas cubanos de la plástica también se sumaron al homenaje, y frente al Museo Nacional de Bellas Artes quedó inaugurado el conjunto denominado Escultura Mural.

Realizada por 32 creadores, la instalación recrea el lugar conocido como Cinco Palmas, donde ocurrió el reencuentro de los expedicionarios del Granma, quienes bajo la guía de Fidel comenzarían la guerra en las montañas de la Sierra Maestra.

La muestra estará abierta al público hasta el próximo 14 de enero, en el horario habitual del Museo.

A la inauguración asistieron Ralph Gonsalves, primer ministro de San Vicente y las Granadinas; Abel Prieto, miembro del Buró Político del Partido y ministro de Cultura; participantes en los homenajes de la Fundación Guayasamín a Fidel en su 80 cumpleaños, y personalidades de la cultura cubana.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.