Satisfechos pero inconformes

Autor:

Juventud Rebelde

Osvaldo Rodríguez. Foto: Franklin Reyes

Cuba es hoy el país de mayor equidad en la distribución del ingreso en América Latina y el que posee los servicios de educación primaria y secundaria de mayor calidad así como los de salud, señaló el diputado Osvaldo Martínez, presidente de la Comisión de Asuntos Económicos de la Asamblea Nacional del Poder Popular, al referirse al Plan de la Economía Nacional y al Presupuesto del Estado para el año 2007.

Cuba también es —agregó— el primero en indicadores favorables de mortalidad infantil de menores de un año y menores de cinco, el de menor desempleo, el que ofrece alimentos subsidiados que cubren no menos de la mitad de las necesidades nutricionales, el que ofrece atención médica primaria permanente y remisión a servicios gratuitos de alta tecnología.

Y nuestro país, apuntó, es además el que ofrece atención asegurada y gratuita de la gestante y el menor de uno año, el que ofrece formación educacional garantizada de más de nueve grados y acceso a estudios superiores en cualquier lugar del país a todos los que quieran hacerlo.

Las consideraciones del diputado Osvaldo Martínez tuvieron lugar tras escuchar a los ministros de Economía y Planificación, y de Finanzas y Precios, José Luis Rodríguez y Georgina Barreiro Fajardo, respectivamente, quienes presentaron los proyectos de Lineamientos del Plan Económico y Social y la Ley del Presupuesto del Estado para el venidero año, cuyos informes incluyeron además el cumplimiento de cada uno en el corriente.

El Presidente de la Comisión de Asuntos Económicos expresó que «el alto crecimiento alcanzado y la maduración de importantes programa económicos y sociales constituyen legítimos motivos de satisfacción, pero no impiden señalar deficiencias que demandan solución.

«En un escenario de altos precios actuales y previsibles de los alimentos importados, la agricultura muestra un desempeño insatisfactorio, con descensos en la producción de viandas, hortalizas, frijoles, cítricos, maíz y otros productos. Se señalan a este sector deficiencias en el orden subjetivo de la gestión, descenso de la productividad del trabajo y también de las horas promedio trabajadas».

Sin olvidar —puntualizó— las afectaciones climáticas sufridas por la agricultura en años anteriores y el impacto del período especial, este sector, que debe producir una parte importante de los alimentos que ahora importamos a altos precios, tiene que eliminar los factores negativos en su gestión y elevar su productividad, única fórmula efectiva para reducir los precios de los productos agrícolas y hacer así una sustancial contribución favorable a la opinión del pueblo y al balance de pagos del país.

Al referirse a otras evidencias sobre el uso y control del combustible para el transporte de carga y pasajeros, la insuficiente conciencia en el ahorro de combustible y el insatisfactorio estado de la planificación, preparación y ejecución de algunas inversiones, que fueran presentadas por el Ministerio de Economía y Planificación, Osvaldo Martínez indicó que tanto estas como las que se identifican en la agricultura, también en otros sectores, así como la insuficiente preparación y retrasos en la ejecución de algunas inversiones, se relacionan todas con el tema más general y abarcador de la disciplina laboral.

«La disciplina laboral quebrantada es el medio ambiente ideal para la improductividad, la corrupción y el despilfarro. Son bases de la disciplina laboral la asistencia al trabajo y el cumplimiento total de la jornada. Ella es la célula madre, sin la cual cualquier política o estrategia económica, por bien concebida que esté, no podría avanzar».

Para revertir esa situación consideró de vital importancia el proceso de rescate y fortalecimiento de la disciplina laboral que debe desplegarse en el próximo año con el concurso de las administraciones, los sindicatos, los revolucionarios y patriotas todos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.