Trabajadores de JR celebran Día de las Madres

El colectivo rindió especial homenaje a todas las progenitoras del patio y del mundo en la ilustre persona de la doctora María Dolores Ortiz, importante historiadora cubana

Autor:

Juventud Rebelde

La doctora María Dolores Ortíz compartió este jueves con nuestros trabajadores. La celebración del Día de las Madres se adelantó en la tarde de este jueves en la redacción de Juventud Rebelde, donde rendimos especial homenaje a todas las progenitoras del patio y del mundo en la ilustre persona de la doctora María Dolores Ortiz, historiadora, profesora de Literatura, maestra de maestras y panelista sobresaliente del programa Escriba y Lea de la Televisión Cubana.

Holguinera de cuna, bisnieta de mambises, hija de una mujer instruida y culta que falleció hace poco tiempo con 98 años, madre ella también, contestó preguntas de nuestros periodistas y trabajadores y dijo frases bellas con el desenfado de una joven de ahora.

«La educación de los niños, los adolescentes y los jóvenes de hoy no es solo el aporte indiscutible de la escuela, es también el fruto del esfuerzo y el ejemplo de sus hogares, el quehacer de nuestras instituciones, de los medios de difusión masiva y la ardua tarea cotidiana de la sociedad entera», comentó la también profesora universitaria e investigadora de la historia y de la cultura del país.

En respuesta a la pregunta de un colega, dijo la Ortiz que «la vida es corta para leer todo los libros que se han escrito y se siguen escribiendo, por lo que necesariamente hay que seleccionar nuestra lectura, pero nunca dejar de leer, que es una puerta abierta al conocimiento y siempre hay mucho que aprender».

Criticó el modo vulgar de hablar de muchas personas, recalcó el hecho de que una cosa es la instrucción y otra la cultura y la educación, y abogó por no perder el sentido del respeto, los buenos modales y el vocabulario sano en el modo de hablar del cubano.

Como parte del agasajo, Rogelio Polanco Fuentes, director del diario, le entregó varios de los libros editados conjuntamente por la Casa Editora Abril y Juventud Rebelde.

Otro momento emotivo de la actividad fue la «despedida» del colega fotorreportero Ángel González Baldrich, uno de los fundadores del diario, que acaba de jubilarse, pero que continuará colaborando con nuestro semanario Opciones, donde ha estado cámara en ristre durante los últimos años de su brillante quehacer profesional.

Esta vez nos regalaron su arte el grupo de bailes cubanos de la Universidad de La Habana, Fusión, integrado por aficionados de la FEU, de uno y otro sexos, fundado hace dos años, que arrancó aplausos de nuestro colectivo, y también la joven Tamara Cazallas Hernández, cantante solista de Ciudad de La Habana.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.