Realiza antiterrorista cubano dibujos sobre aves endémicas cubanas

Antonio Guerrero, uno de los Cinco héroes antiterroristas presos en EE.UU., envió esas obras al IV Festival Imagen de la Naturaleza Rosa Elena Simeón In Memóriam

Autor:

Juventud Rebelde

Una muestra de sus dibujos sobre las aves endémicas cubanas envió Antonio Guerrero, uno de los cinco héroes prisioneros del imperio, al IV Festival Imagen de la Naturaleza Rosa Elena Simeón In Memóriam, que comienza hoy en La Habana.

La muestra Alas de Libertad es el resultado de una idea que, según señaló el mismo Tony, comenzó de manera casual y maduró con la colaboración de su entrañable amiga, la abogada norteamericana Cindy O’Hara.

Los dibujos toman como base el libro La Guía de las Aves de Cuba, de los investigadores Arturo Kirkconnell y Orlando Garrido, quienes presentan en el texto unas 354 especies de 20 órdenes y 60 familias, según precisó Regla Balmori Álvarez, jefa del Departamento de Relaciones Públicas del Museo de Historia Natural.

Al mostrar su vocación ecologista y de amante de la naturaleza, Antonio Guerrero remarca su afán de justicia al llenar la celda enemiga de la silueta de 22 especies de guacamayos, y escribir: «Pintar cada guacamayo y cada ave cubana fue llenar de luces y colores una celda con la que pretenden oscurecer las ideas justas, puras y dignas y, por ello, fue defender la justicia, la verdad y la hermandad entre los hombres... Pintar cada ave cubana fue llegar Ramón, Gerardo, René, Fernando y yo, desde cinco prisiones del imperio, a los corazones de los amigos solidarios y compatriotas en vuelo con alas de libertad en acuarela».

A las más de 20 especies endémicas dibujadas por Tony le acompañan la cubana poesía, al componer en décimas un diálogo entre estas aves: «Día tras día, fueron tomando vuelo desde mi celda hasta Cuba: la paloma perdiz, el zunzuncito, la cartacuba, el sijú platanero, el tocororo, el catey, el carpintero verde, el ruiseñor, el sinsontillo, el pechero, la chillona, el Juan chiví, el cabrerito de la ciénaga, el sijú cotunto, el carpintero churroso, la gallinuela de Santo Tomás y finalmente el gavilán colilargo».

Las obras de Tony presidirán este IV Festival, que sesionará hasta el viernes próximo en el Museo de Historia Natural de Cuba y en la Casa Museo Alejandro de Humboltd.

Dedicado a quien fuera durante muchos años ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de nuestro país, por su infatigable labor en función del desarrollo científico- técnico y la conservación de los recursos que la naturaleza nos prodiga, el encuentro tiene como eje central un concurso de video, fotografía y trabajo periodístico con el propósito de promover y premiar realizaciones de los comunicadores sociales e investigadores dedicados a temas medioambientales.

Más de cien participantes de todo el país podrán conocer sobre la vida y obra de Rosa Elena Simeón, el papel de los medios de difusión masiva en la educación medioambiental y la divulgación de artículos sobre esa materia, lo mismo mediante conversatorios que en el intercambio de conocimientos, la proyección de videos en concurso, el taller de ilustración científica y la realización de muestras de fotografías de la Asociación de fotonaturalistas, entre otras acciones.

Convocado por el Museo Nacional de Historia Natural de Cuba, el Festival está patrocinado por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), la Asociación Cubana de la Imagen de la Naturaleza, el Fondo Cubano de la Imagen de la Fotografía, la productora Mundo Latino y la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.