¿Cómo son los cubanos centenarios?

Estudio caracteriza a este grupo poblacional y establece definición operacional del concepto de longevidad satisfactoria en el país

Autor:

Yailin Orta Rivera

Foto: Roberto Morejón Entre las personas centenarias de Ciudad de La Habana predominan las del sexo femenino. En general son de raza blanca, con nivel primario de escolaridad, viudos o solteros, hijos de padres longevos, viven en compañía de algún familiar, y mantienen buen funcionamiento cognitivo y perfecto estado anímico.

Los anteriores resultados conciernen a una investigación sobre los centenarios que se realiza con carácter nacional desde 2005 hasta el presente año. Estas consideraciones corresponden al estudio aplicado a 270 abuelos de la capital con cien o más años, y se expusieron durante el III Encuentro de Centenarios, que se efectuó este jueves en el V Congreso Internacional Longevidad Satisfactoria: Visión Integral.

En el certamen se precisó que las provincias que más centenarios tienen son La Habana, Ciudad de La Habana, Matanzas y Villa Clara. Y se advirtió que lo anterior coincide conque estos territorios presentan el mayor índice de población envejecida en el país.

Esta investigación se propone caracterizar desde el punto de vista funcional y cognitivo a los centenarios de Cuba, identificar variables e indicadores que permitan establecer una definición operacional del concepto de longevidad satisfactoria en el país, y propiciar así un punto de partida para la proyección de estrategias que mejoren la calidad de vida de este grupo poblacional.

El estudio en la capital señaló que la población más avejentada presenta una autopercepción satisfactoria de la salud, no se siente afectada por enfermedades crónicas trasmisibles, y los que sí las padecen no se limitan por ello. Estos ancianos no se automedican, y generalmente consumen medicamentos solo por prescripción facultativa, porque son muy cumplidores y hacen todo aquello que les pueda proteger su salud y facilitarles una mejor calidad de vida.

La mayor parte de estos abuelitos nunca han fumado ni han bebido, presentan un correcto índice nutricional y tienen buena movilidad, aunque algunos requieran de instrumentos de apoyo.

A pesar de que prevaleció el grado primario cuando se consideró el nivel de escolaridad, la bibliografía médica plantea que las personas que llegan con mayor lucidez a sus cien o más años de edad son las que presentan mayores grados de escolaridad.

Ciudad de La Habana tiene 14 supercentenarios, que son aquellos que cumplieron 105 o más años. Según el lugar de nacimiento, la mayoría son nativos, y España es la nación de donde más provienen los centenarios emigrados en Ciudad de La Habana, aunque se aclaró que en las provincias orientales uno de los países que más longevos nos ha aportado es Haití.

El doctor Alberto Ernesto Fernández, director de Adulto Mayor y Asistencia Social en el Ministerio de Salud Pública, argumentó que se visitará a todos los centenarios cubanos para este examen, que comprende todos los puntos biológicos, psicológicos y físico-motores, entre otros.

Fernández agregó que faltan tres provincias por recorrer, que son Guantánamo, Santiago de Cuba, Las Tunas, y también el municipio especial de Isla de la Juventud.

El funcionario apuntó que este estudio tiene carácter multidisciplinario y que lo efectúan de manera conjunta el MINSAP, el Instituto Nacional de Genética, el Instituto Nacional de Nutrición y el Instituto de Envejecimiento, Longevidad y Salud, entre otros.

Durante el III Encuentro de Centenarios se precisó que la pesquisa se despliega en nuestro país con el objetivo de conocer todas las variables que se relacionan con las personas que han logrado esta supervivencia excepcional y que pueden ser factores protectores para alcanzar cien años de vida.

La investigación también facilitará herramientas y métodos de trabajo necesarios para lograr una mejor comprensión del proceso de envejecimiento y la expansión de la vida. Y por sobre todo servirá para concebir un proyecto de atención integral al centenario cubano.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.