Jóvenes cubanos contra la filosofía Coca-Cola - Cuba

Jóvenes cubanos contra la filosofía Coca-Cola

El tema de los valores fue abordado en la Asamblea de Balance de la Unión de Jóvenes Comunistas del municipio de Abreus

Autor:

Julio Martínez Molina

ABREUS, Cienfuegos.— «Más que sabérselos, lo que hay es que practicarlos». Al hablarse en la asamblea de balance de Abreus del tema de los valores, todo el mundo estuvo de acuerdo con la exclamación que inicia estas líneas.

Y ese concepto es el que está ganando terreno, día a día, en el desempeño de buena parte de la juventud cubana, y puede comprobarse, con ejemplos y realizaciones concretas, en estas asambleas que transcurren a lo largo del país.

Un caso que debe tenerse en cuenta es el de la joven delegada abreuense Yureidi Pérez, maestra emergente de primer grado de la Escuela Primaria Héroes del Moncada.

Ella contó en el encuentro cómo en su centro combaten, en la práctica, la banalización y la grosería de cierta franja de la música que los niños —como parte de su entorno— escuchan en distintos ámbitos.

En mi escuela, dijo, después que todos los alumnos saludan la Bandera y entonan el Himno Nacional, entran a las aulas tarareando canciones infantiles de los principales compositores de ese campo en Cuba.

Son temas que resaltan el patriotismo, la solidaridad, la camaradería, el respeto y el amor a los semejantes y la familia. O sea, agregó, los valores en los que debemos creer los niños y adolescentes cubanos, los valores que defendemos.

El ejemplo de la maestra de esta escuela de Abreus —donde además cada semana es dramatizada una obra martiana— fue ilustrativo de cómo, pensando entre todos, es posible incentivar actitudes, procederes y mecanismos de apreciar la vida, la Patria y la humanidad.

Pensando, porque a no pensar es justamente a lo que llama el sistema imperialista, el cual bajo su manto sagrado del mercado obnubila el raciocinio y guía a los seres humanos por una senda única de consumismo y olvido de las desgracias del planeta, todos como en un rebaño.

Ernesto Fernández, miembro del Buró Nacional de la UJC, lo graficó muy claramente al expresar: «La última imagen promocional de la Coca-Cola reza: No pienses, sé diferente».

Y es que los antivalores del mercado crean autómatas que, como planteó Ernesto, están dispuestos a cambiar de hoy para mañana su pasta dental o lo que fuera, si sale un anuncio promocionando un producto supuestamente mejor.

Ernesto exhortó a tener presente en cada momento el discurso de Fidel el 17 de noviembre de 2005, y el de Carlos Lage, el 4 de abril de este año, en el aniversario 45 de la UJC.

De este último documento no se puede olvidar la convicción de Lage de que «serían impagables los costos de una juventud con tiempo inútil, generadora de vicios, de alcoholismo, de consumos pseudoculturales, donde se fomentan la apatía, la vulgaridad, la insensibilidad, que son manifestaciones del comportamiento humano incompatibles con la sociedad que construimos».

Por eso los jóvenes reunidos en Abreus —el municipio cienfueguero de mayor concentración de preuniversitarios en el campo, politécnicos y sede de tres escuelas de Medicina latinoamericanas— respaldaron con vehemencia el prototipo de joven modesto, sencillo, culto y aferrado a su raíz.

Un joven que sustente su prédica y sus modos de actuación en el sacrificio personal, acotaron, y se aglutine en torno al pensamiento revolucionario de Fidel y Raúl.

Y para inculcar tales presupuestos en niños y jóvenes, primero es preciso afianzar esos mismos valores en profesores y maestros, recordó la primera secretaria de la UJC en Cienfuegos, Liudmila Álamos.

Contra la imbecilidad por decreto, el adocenamiento intelectual y la creencia ciega en los dictados de un mercado y un pensamiento occidental que no pueden penetrar de ninguna manera en los jóvenes cubanos, se pronunciaron en masa los delegados.

Se trata, como le expresó uno de ellos a este reportero, de enarbolar la bandera de la dignidad contra la filosofía de la Coca-Cola.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.