Desentierran osamenta humana en parque de Santiago de Cuba

Los especialistas consideran que en el hoy parque Martí de Palma Soriano estuvo quizá el primer cementerio local

Autor:

Juventud Rebelde

PALMA SORIANO, Santiago de Cuba.— La polémica en torno a que el parque Martí, principal plaza de esta localidad santiaguera, se ubique en el sitio que otrora ocupara el primer cementerio de la ciudad, se destapó aquí tras el hallazgo fortuito de un enterramiento humano en uno de los jardines.

Tras el descubrimiento de un cráneo humano por trabajadores de la empresa municipal de Comunales, que cavaban en el sitio para la siembra de una palma, símbolo del territorio, especialistas del Departamento de Antropología y Arqueología del Centro Oriental de Ecosistemas y Biodiversidad (BIOECO), del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, realizaron la minuciosa exhumación de los restos.

José Jiménez Santander, al frente del grupo de expertos, precisó a este diario que fue encontrada buena parte de la osamenta de un individuo adulto, al parecer, del sexo masculino, presumiblemente de origen europeo y con más de dos metros de estatura, a juzgar por el largo de sus huesos, entre estos un fémur de 53 centímetros.

Junto a los restos, algunos conservados y otros deteriorados por la humedad y la acción de la tierra, fueron hallados también algunos clavos de lo que pudo ser el ataúd y unos cuantos botones en bastante buen estado, según aportaron estudiantes y profesores de la carrera de Historia, de la Universidad de Oriente, vinculados al acontecimiento como parte de sus prácticas.

Dado lo azaroso del hallazgo, el cráneo encontrado se rompió, cuestión que limita hoy, al decir de los entendidos, la posibilidad de determinar con exactitud la raza a la que perteneció el individuo. No obstante, los expertos se aprestan a las mediciones y análisis que arrojen más luz sobre el tema.

En tanto, entre los lugareños crece la especulación sobre la fecha del enterramiento, el posible origen del finado y de que en otras áreas del parque puedan existir sepulturas similares.

Investigaciones históricas develadas a JR por Manuel Oliva Sirgo, historiador palmero, confirman que la primera iglesia católica de la localidad se construyó en las cercanías del hoy parque Martí, alrededor de 1813, y se mantuvo allí hasta finales de la década del 30 del siglo XIX.

El hecho comprobado de que en esa época fueran comunes los enterramientos en las iglesias y áreas aledañas, unido a referencias del hallazgo de otros restos humanos en excavaciones anteriores en el parque, confirman a los especialistas que efectivamente, en el hoy parque Martí palmero estuvo quizá el primer cementerio local y dan una idea de la posible data del enterramiento.

Lo demás forma parte del enigma. ¿Integraría el difunto la alta jerarquía española en la zona? ¿Sería alguna autoridad del entonces pequeño Partido de Cauto Garzón, como se denominaba la localidad, o sería un poblador corriente? ¿Sería el hombre más alto del pueblo? ¿Cuántas historias más estarán enterradas bajo el añejo piso del parque Martí? Interrogantes, entre muchas que vuelan hoy de boca en boca, empujadas por la brisa palmera.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.