En la economía no hay milagros

Diputados examinan la Revolución Energética y sus diferentes programas, y la situación de los impagos a productores agropecuarios  

Autor:

Juventud Rebelde

Los diputados recibieron este miércoles información actualizada sobre la marcha de los diferentes programas de la Revolución Energética.

Fotos: Calixto N. Llanes

Sin temor a pecar de exagerados podemos afirmar que el intercambio que este miércoles sostuvieron los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular con los máximos responsables de la Revolución Energética y de la situación de los impagos a productores agropecuarios, resultó un verdadero ejercicio de democracia.

Tras las exhaustivas informaciones que las ministras de la Industria Básica (MINBAS) y de Finanzas y Precios (MFP), Yadira García Vera y Georgina Barreiro, respectivamente, ofrecieron sobre lo que el país viene haciendo para enrumbar por el mejor de los caminos asuntos tan decisivos, los parlamentarios aprovecharon al máximo la oportunidad que tuvieron este día de preguntar, opinar, sugerir, proponer y hasta cuestionar aquellas asuntos que traían en sus agendas por mandato de sus electores, lo mismo desde el barrio que desde los centros de trabajo, el municipio o las provincias.

Todo aquel que quiso expresar una idea, una preocupación o proponer alguna variante de solución, lo hizo, y fue escuchado con suma atención por una presidencia que encabezaron los miembros del Buró Político Ricardo Alarcón de Quesada y Carlos Lage Dávila, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular y secretario del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, respectivamente.

Los diputados reconocen que la Revolución Energética que diseñó el país hace apenas dos años sigue siendo el único camino posible para asegurarle a la nación su invulnerabilidad energética, sobre la base del ahorro de energía, entiéndase combustible y electricidad, teniendo como aliados el uso racional y eficiente de lo que se consume en ambos casos, e introduciendo una serie de mejoras en los frentes más deteriorados —capacidad de generación, redes de distribución eléctrica, sustitución de equipos gastadores e incremento de la cultura del ahorro en los sectores residencial y estatal, entre otras acciones.

Georgina Barreiro, ministra de Finanzas y Precios.

¿Preocupaciones?... Unas cuantas. Y también fueron expresadas. Todavía mucho puede hacerse en nuestras empresas en aras de una mejor organización de los procesos productivos, el aprovechamiento de la jornada laboral, la disciplina, el control de los recursos y la fiscalización cotidiana de cuánto se hace por cada litro de combustible y kilowatt/hora de electricidad que se consume.

Los diputados también solicitaron a la máxima dirección del país que revise puntualmente si en cada lugar, por ejemplo, la instalación de las bombas de agua o la sustitución de los refrigeradores se acomete según los preceptos establecidos en cada caso. Igualmente solicitaron ofrecer mayor información a la población sobre el manejo y uso de todos los equipos electrodomésticos que se están entregando como parte de la Revolución Energética, lo cual implicaría un empleo más eficiente y con ello el ahorro de electricidad que se espera, una vez que gradualmente mejoren también las redes de distribución eléctricas o se eliminen las zonas de bajo voltaje.

Algo claramente entendido por las dos partes fue que la Revolución Energética es, probablemente, uno de los más grandes desafíos que ha asumido el país en los últimos tiempos, que tiene sus objetivos generales, pero no descuidará nunca la atención diferenciada, particular y casuística de aquellas personas, núcleos familiares o comunidades que lo merezcan dentro de ese gran todo que es el pueblo, destinatario principal de las transformaciones que se llevan a cabo.

¿Camino por andar?... Mucho. Pero menos que hace apenas dos años atrás, cuando el colapso eléctrico que padeció el país puso a prueba la capacidad de resistencia de la nación y la inteligencia colectiva liderada por nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro.

Por supuesto, todos los cambios no serán de la noche a la mañana. Sobre la marcha se toman nuevas decisiones, se corrige el tiro, se piensa mejor, se visualiza más clara la meta, y ello se demostró este miércoles, al escuchar a diputados y representantes del Gobierno intercambiar francamente sobre las cosas en que juntos debe trabajarse.

¿Cifras?... Se dieron muchas. Imposible reflejarlas todas. Más importante, a nuestro juicio, es señalar los conceptos, los lineamientos estratégicos que defiende el país para que tanto la Revolución Energética como el pago a los productores agropecuarios no caigan en saco roto.

Al respecto, el diputado Carlos Lage Dávila, vicepresidente del Consejo de Estado, expresó en la sesión vespertina del encuentro que en la economía no hay milagros, porque en nuestro caso todo lo que hemos alcanzado y podamos alcanzar dependerá del trabajo, del ahorro, de la disciplina, del control riguroso de los recursos, del uso eficiente del combustible, de los ingresos por concepto de exportación, o sea, de nuestras propias capacidades para generar nuestras propias mejoras en lo económico y en lo social.

Tenemos, agregó, que priorizar todo lo que permita ahorro, esa sigue siendo nuestra principal fuente de ingresos, y no aquello que represente gastos para el país. En este sentido, todo lo que hemos avanzado y todo lo más que podemos avanzar, descansará sobre bases verdaderamente sólidas.

Lage insistió en la urgencia de producir, con eficiencia, con productividad, con máximo aprovechamiento de la jornada laboral, y con vigilancia permanente sobre los que despilfarran los recursos del Estado y hasta los roban.

Exhortó tanto a los representantes del Gobierno como a los diputados a obrar cada día con inteligencia, dedicación y constancia, como lo ha hecho Fidel en todos estos años, y lo que se demuestra de manera fehaciente en la implementación de la Revolución Energética y todos los programas que la integran.

Solo así, puntualizó, con resultados productivos concretos, palpables, es que podremos pensar en más y mayores incrementos de los salarios de nuestros trabajadores, en más y mayores beneficios para el pueblo.

ELIMINADA CADENA DE IMPAGOS

Los diputados a la Asamblea Nacional recibieron este miércoles una detallada explicación acerca de los nuevos procedimientos implementados para facilitar el pago de sus producciones a los campesinos, que permitieron reducir prácticamente a cero la deuda financiera con muchos de esos productores.

Según explicó Georgina Barreiro, ministra de Finanzas y Precios, se han creado las condiciones para la eliminación del impago al sector campesino asociado tanto a la insolvencia de entidades acopiadoras, como a las indisciplinas y negligencias de entidades estatales.

«En el año 2004 la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños decidió realizar una revisión de los impagos que reportadaba el sector cooperativo y campesino. Los ministerios de la Agricultura (MINAGRI) y del Azúcar (MINAZ) comenzaron a tomar medidas para mejorar la situación.

«En el año 2006 el tema fue analizado en el Grupo de Trabajo del Buró Político, el cual valoró como insuficientes las acciones aplicadas, pues a pesar de que se habían logrado disminuir significativamente los niveles de deudas vencidas, estos se consideraban elevados aún».

Este tema fue objeto de análisis en el Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional el pasado mes de diciembre y se establecieron nuevas medidas y procedimientos bancarios que impulsaron la búsqueda de soluciones definitivas.

«Se pusieron en práctica entonces dos nuevos procedimientos financieros que permiten garantizar el pago en las fechas acordadas. El primero de ellos, conocido como pago por factura, facilita que las cooperativas que hayan vendido productos a empresas estatales acudan al banco con los documentos que sustentan la deuda. Este paga y posteriormente cobra a la entidad estatal deudora», explicó la Ministra de Finanzas y Precios.

«El segundo método permite que la empresa deudora pueda solicitar de forma expedita préstamos específicos para liquidar deudas con productores campesinos. Para ello se constituyó el llamado fondo rotatorio para pago a productores, con recursos financieros del presupuesto del Estado».

Orlando Lugo Fonte, presidente de la ANAP, expresó su satisfacción por las acciones tomadas, que comenzaron a implementarse en las provincias de La Habana, Villa Clara y Holguín, y hoy se han extendido a todo el territorio nacional.

El dirigente reconoció la importancia de las reuniones mensuales de conciliación de pagos, donde participan los presidentes de cooperativas y representantes de las empresas deudoras, así como miembros de los gobiernos locales a nivel municipal y provincial.

Reveló que el estado de ánimo entre los campesinos es muy favorable, lo cual debe influir en el incremento de ventas de alimentos al Estado.

«De las 3 447 cooperativas del país, 943 aplican el pago por factura con resultados muy favorables, y ya están listas para adoptar el mecanismo otras 1 046 entidades. El resto debe solucionar problemas de contabilidad, falta de local y seguridad para guardar el efectivo. Pensamos, a fines de año, terminar de implantar el sistema».

Carlos Lage Dávila, secretario del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, expresó que este sistema de pago a los productores forma parte de todo el conjunto de medidas que hay que acometer para incrementar la producción agropecuaria.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.