Sueño despierto con los pies en la tierra, interesante proyecto comunitario - Cuba

Sueño despierto con los pies en la tierra, interesante proyecto comunitario

Desde hace una década Valeriano Donatién enseña en la oriental provincia de Guantánamo los secretos del arte de pintar 

Autor:

Lo aprendido en el taller refuerza la orientación vocacional de los niños. GUANTÁNAMO.— Cuando el pequeño Didier corrió a sus brazos y le dijo: «Mami, en el Parque Martí hay un hombre que reúne a todos los niños para hacer magia con los trazos y los colores», lo que menos pensó Esmilkis Hernández Estévez fue que al paso del tiempo ella y su hijo estarían insertados en un proyecto que hace ya diez años invade todas las mañanas de los sábados y los domingos el parque central de la ciudad de Guantánamo.

El proyecto Sueño Despierto con los pies sobre la tierra se ha convertido en un elemento identitario del Parque José Martí en las horas mañaneras de los fines de semana, cuando niños, jóvenes y adultos, se reúnen allí para aprender a dibujar, pintar, diseñar, trabajar con papel maché, modelar en barro y escultura y aprender un poquito más acerca del patrimonio y el arte local, cubano y universal.

Sueño Despierto... surge en el año 1997 cuando muchos pobladores de la ciudad del Guaso se acercan al artista Valeriano Donatién Cisneros planteándole que se estaban perdiendo talentos de las artes plásticas, sobre todo en niños y jóvenes, debido a que las carencias llegadas con el período especial habían provocado la desaparición del nivel elemental de esa especialidad en la Escuela Vocacional de Artes de la provincia.

Valeriano tomó rápidamente una decisión: pertrechado de sus modestos conocimientos e implementos de trabajo artístico, se dirigió al parque Martí, que desde ese día le brindaría sus rincones como local, y se prestó a crear un proyecto que le enseñara a los interesados en la comunidad, los secretos del arte de pintar y hacer figuras.

En sus primeros pasos se llamó Proyecto Donatién, pero luego, al ir acaparando la atención de muchas personas, la mayoría infantes, e irlos aglutinando en su seno con resultados, decide nombrarlo Sueño Despierto con los pies sobre la tierra.

«El proyecto es el gran reto de un sueño que se convierte en realidad. Es la constancia de un esfuerzo que lleva implícito años de algo que surgió como una quimera, de la nada, y que hoy ya se pueden palpar sus frutos», dijo Esmilkis, quien es actualmente su Coordinadora General.

En está década han sido más de 1 200 personas las que han pasado como estudiantes por este taller, entre ellas también impedidos físico motores, sordomudos y enfermos por esquizofrenia, que encuentran allí una forma de reintegrarse a la sociedad.

Según Donatién su premisa es impartir clases sin distinción de edad, sexo, raza, procedencia, nivel escolar o capacidad física o mental. «Podemos ampliar la cultura, desarrollar las artes plásticas en Guantánamo».

Entre los objetivos del Proyecto están desarrollar habilidades y cualidades artísticas en niños y jóvenes a través del sistema de enseñanza progresiva, así como motivar el gusto estético. En él se persigue brindar conocimientos técnico-culturales sobre las manifestaciones artísticas de la plástica basado en concepciones de educación popular.

Sueño Despierto... tiene logros importantes en las dimensiones política, medioambiental, social y cultural. Los estudiantes enrolados en él interactúan mejor con el espectro cultural, aprenden a reconocer el medio ambiente, convirtiéndolo en su objeto de estudio e influyendo en su transformación.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.