Realizan maniobras previstas en el cuarto día del ejercicio Moncada 2007

Emboscada al amanecer Avispas pican duro al invasor

Autor:

Juan Moreno

Combatientes de las FAR de diversas tropas, realizaron las maniobras previstas en el cuarto día del ejercicio de jefes y órganos de dirección y de mando

Uno de los principios de la doctrina militar cubana fue aplicado en la mañana de este jueves, en el occidente del país, por combatientes de las FAR de diferentes categorías de tropas.

Estas operaron coordinadamente contra un enemigo que desembarcó por aire en zonas montañosas del oeste habanero, según las acciones previstas para el cuarto día del ejercicio de jefes y órganos de dirección y de mando Moncada 2007.

Ese principio plantea que «las acciones de nuestras tropas estarán dirigidas, fundamentalmente, a causarle la mayor cantidad de bajas al enemigo».

Fuerzas y medios actuaron de modo cohesionado contra ese enemigo que logró desembarcar en una región del oeste de Cuba.

Muy temprano en la mañana, tropas de una pequeña unidad de la artillería terrestre ocupó sus posiciones tras recibirse datos exactos de la localización del supuesto enemigo que logró desembarcar.

A la orden del puesto de mando, las piezas artilleras designadas para enfrentar a los agresores, iniciaron el atronador fuego contra la posición del enemigo, que se dispersó en desbandada.

Emboscada de la infantería

A unos diez o doce kilómetros del sitio exacto en que los cañones de las FAR dispararon contra los invasores de Estados Unidos, tuvo lugar una audaz emboscada sobre otra parte de la fuerza norteamericana desembarcada y que avanzaba con fines de exploración a través de los caminos de montaña.

El enemigo cayó en la emboscada a las 12 del día, aproximadamente, bajo el nutrido fuego de una pequeña unidad de infantería enmascarada en las cercanías del referido terreno.

Los militares norteamericanos fueron aniquilados por las tropas cubanas, porque los combatientes de las FAR se ocultaron en lugares insospechados y comenzaron a disparar en el momento oportuno, con buena puntería, en lo que constituyó una sorpresa inimaginada para el enemigo.

Mientras un lanzacohetes RPG-7 inutilizaba el blindado, el fuego de las ametralladoras y de los fusiles AKM hicieron el resto.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.