Muchos motociclistas viven gracias al casco

Autor:

Nelson García Santos

Se establece sin dificultades obligatoriedad del uso del eficaz protector por los pasajeros de las motocicletas 

Santa Clara.— La utilización del casco por los conductores de motocicletas redujo sustancialmente las muertes como resultado de accidentes del tránsito, confirman las estadísticas.

La obligatoriedad de utilizar el protector por parte de los pasajeros se consumó sin despertar las polémicas que suscitó la implantación de la medida cuando fue solo para los conductores de esos vehículos.

Hubo cierto rechazo, inicialmente, con cierta razón, por la inexistencia del protector en moneda nacional y por el alto precio de ese medio para preservar la vida.

Luego se abasteció el mercado y, pesos más o menos, los conductores buscaron la manera de protegerse la cabeza y los hubo que inventaron su propio casco a partir hasta de una caldera.

Ahora la medida para los pasajeros se acogió como un hecho normal, que se desprendía de la otra, y porque los mismos motociclistas fueron los mejores propagandistas sobre la seguridad que entrañaba la medida.

Muchísimos de ellos salvaron la vida gracias a llevarlo puesto, como confirman cifras facilitadas por la Dirección de Tránsito en Villa Clara.

En 2005, cuando no era obligatorio utilizar el casco, fallecieron 11 motociclistas en la provincia, en lo que fueron determinantes, en la mayoría de los casos, los golpes en la cabeza durante el percance.

El siguiente año, en que entró en vigor el empleo del referido protector, murieron debido a sucesos trágicos en la vía seis personas, de las cuales dos conducían sin el casco y otras dos lo tenían incorrectamente ajustado. Esto último provocó que se les zafara al impactarse, mientras que los restantes fallecieron por otras causas.

En lo que va de 2007 solo se ha registrado un muerto en accidentes de motocicleta y fue un pasajero que carecía de protector.

Las estadísticas muestran que muchos siguen entre los vivos gracias al pequeño, pero eficaz protector.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.