Ciclones tropicales, un desafío para Cuba - Cuba

Ciclones tropicales, un desafío para Cuba

Todo el país se prepara para la temporada ciclónica, del 1ro. de junio al 30 de noviembre. Ha tenido lugar un análisis previo de las experiencias anteriores

Autor:

Juventud Rebelde

La reducción del riesgo de desastre en Cuba nació con la estrategia trazada por el Comandante en Jefe Fidel Castro, después de los azotes del huracán Flora en la región oriental del país en octubre de 1963. Bajo el nombre de voluntad hidráulica se desarrolla un programa que continúa señalando el futuro.

La capacidad de respuesta que hoy muestra la Isla ante el reto de los ciclones tropicales es el resultado de esa voluntad política que garantiza, también, reducir el riesgo mediante el acceso a la educación, la salud y la seguridad social. A pesar de ser un país en vías de desarrollo realiza inversiones en la infraestructura, trabaja por la universalización de la cultura, para incrementar el conocimiento humano y el constante perfeccionamiento de nuestra organización política, social y económica, encaminada a fomentar la cooperación y solidaridad entre los cubanos y con otros países del mundo.

No son pocos los reconocimientos hechos a Cuba, en eventos nacionales e internacionales, por sus éxitos en la reducción del riesgo de desastres y, de manera específica, en la protección a las personas y la recuperación ante los fuertes azotes de los organismos tropicales.

No obstante, aún es necesario continuar la preparación en todas las estructuras del país, de manera particular en el nivel municipal, con el propósito de profundizar en la apreciación del riesgo y adoptar medidas oportunas en correspondencia con la magnitud del peligro.

La prevención, un arma para la victoria

Es preciso alcanzar un nivel adecuado de preparación en todo momento. No se trata de aplicar las medidas en la fase informativa, sino de preverlas antes y de manera permanente.

También hay que ahondar en la elaboración y actualización de los planes de reducción de desastres, a partir de los estudios de riesgo en cada territorio; en la poda de árboles cercanos a tendidos eléctricos y de comunicaciones. ¿Por qué tenemos que dejar estas tareas para cuando estemos amenazados por un ciclón? Otro tanto ocurre con algunos incumplimientos en la compatibilización de los proyectos de inversiones, en correspondencia con lo normado en el Decreto Ley 262 del Presidente del Consejo de Estado. ¿Quién es el responsable de que esta tarea se cumpla? ¿Por qué no exigimos por ello?

En el resumen de la reunión ampliada del Consejo de Defensa Nacional, el pasado 24 de abril, al referirse a las pérdidas económicas producto de los azotes de los últimos huracanes, que ascienden a diez mil millones de dólares, el General de Ejército Raúl Castro expresó: «¿Podemos achacárselas exclusivamente a los efectos destructivos de estos huracanes y a las limitaciones económicas que hemos tenido y tenemos? Estoy seguro de que no; una buena parte corresponde a la falta de previsión, organización y exigencia sistemáticas, al incumplimiento o violación de las normas jurídicas que rigen esta actividad».

Comienza la temporada ciclónica

Próximos a la llegada de la temporada ciclónica, que comienza el 1ro. de junio hasta el 30 de noviembre, válida para todo el Atlántico Norte, el mar Caribe y el Golfo de México, ha tenido lugar un proceso importante de análisis y debate de todas las experiencias vividas en este período.

Los entrenamientos realizados durante el Ejercicio Popular Meteoro sitúan al país en mejores condiciones. Durante dos días, los órganos de dirección del dispositivo de defensa territorial, las FAR, el MININT y el pueblo todo se han preparado para la nueva temporada, guiados por la máxima martiana de que en prever está el arte de salvar.

Las fortalezas del Sistema de Defensa Civil, integrado por todas las fuerzas y recursos de la sociedad y el Estado, son el baluarte de Cuba en la reducción de desastres y, de manera específica, en el enfrentamiento a los ciclones tropicales, con una particular mención a nuestro pueblo, como ha señalado el General de Ejercito Raúl Castro, «por constituir el actor principal en los resultados alcanzados».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.