Científicos debaten sobre impacto de plantas invasoras a ecosistemas cubanos

El marabú, la casuarina y la melaleuca quinquenervia integran la lista negra de especies exóticas que afectan humedales y sabanas de Cuba

Autor:

Marianela Martín González

Cuba carece de un inventario actualizado de especies de plantas invasoras. Tampoco se dispone de suficiente información integrada sobre el daño real que están produciendo estas especies en los ecosistemas, ni se dispone de una metodología estandarizada para evaluar esos perjuicios, alertó la Doctora Ramona Oviedo, del Instituto de Ecología y Sistemática del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA).

Aunque el marabú, la casuarina y la melaleuca quinquenervia, que habita en la Ciénaga de Zapata, integran la lista negra de depredadores de nuestras sabanas y humedales, todavía no se sabe todo sobre el manejo de estas especies invasoras.

La necesidad de la pericia y la voluntad para que no alteren el entorno, fue el indicativo de uno de los paneles científicos realizados a propósito del Día Mundial de la Diversidad Biológica, celebrado el pasado 22 de mayo, en el que se congregaron especialistas de diversas instituciones, para debatir sobre las especies exóticas invasoras que agreden nuestro ecosistema.

«Los impactos de las especies exóticas invasoras son agravados por factores como el cambio climático, la pérdida de hábitat, la contaminación y otras perturbaciones inducidas por el hombre», afirmó la Doctora Dalia Salabarría, especialista del Centro de Información, Gestión y Educación Ambiental, adjunta a la Agencia de Medio Ambiente del CITMA.

En el Panel se precisó que la ausencia prolongada en el país de regulaciones específicas en materia de bioseguridad, hasta la promulgación de la Ley 81 del Medio Ambiente, en 1997, obliga a redoblar esfuerzos en el fortalecimiento del sistema regulatorio a nivel nacional y también en la vigilancia y control de estas especies.

La Doctora Salabarría precisó que la mayor parte de las islas tienen una alta proporción de especies endémicas y especializadas de flora y fauna. Sin embargo, son más susceptibles a la invasión de especies exóticas, por sus propias características de aislamiento y por la carencia de competidores y predadores naturales que controlen las poblaciones y ecosistemas nativos.

Apuntó que los efectos de las especies exóticas invasoras en las islas pueden producir impactos mucho más drásticos y tienen una connotación especial.

La Doctora Ramona Oviedo señaló además, que la pérdida de la diversidad biológica es considerada como una de las grandes problemáticas del mundo actual, y las especies invasoras son una de las principales causas de este exterminio.

«Cuba actúa en consonancia con el reconocimiento y la preocupación internacional que ha generado ese problema, que ha sido prioridad explícita en la Conferencia de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo, en 1992, y en el Convenio sobre Diversidad Biológica, así como para diferentes organizaciones internacionales relacionadas con la diversidad, el desarrollo sostenible y la conservación».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.