Se alistan niños para cantar a la Patria

Autor:

Juventud Rebelde

Niños y adolescentes de la Isla de la Juventud se preparan para interpretar temas del pentagrama tradicional cubano en el festival pioneril Cuba, qué linda es Cuba

NUEVA GERONA.— Jennifer Torres no es muy comunicativa. Sin embargo, en la madurez de sus nueve añitos expresa todo su ser cuando se prepara como solista del coro para defender la canción Hasta siempre Comandante en el Festival de la canción Cuba, qué linda es Cuba, el próximo 19 de julio en la sala teatro del cine Caribe en la Isla de la Juventud.

También se preparan los niños Antonio Luis Pérez, de la localidad de La Demajagua con el tema La Lupe de Juan Almeida Bosque; las mellizas Maritza y Mercedes Rives García, en décimas a Cuba, y coros de varias escuelas primarias del municipio especial, entre otros niños y adolescentes.

Lino Borbolla, metodólogo de música y organizador del evento aquí informó que de 40 obras presentadas se seleccionaron 16 por la calidad de las interpretaciones. «También se incluyen temas de sucu suco —música tradicional que identifica a este territorio— que fueron interpretados por los pioneros», acotó, al tiempo que destacó la labor de los instructores de arte de la brigada José Martí en los diferentes centros escolares.

El coro, acompañado por la banda municipal de conciertos, repetía una y otra vez la letra de la canción de Carlos Puebla dedicada al Guerrillero Heroico, y tras la equivocación provocada por poca concentración que da la informalidad y el calor, aproveché uno de esos instantes para conversar con Hayely Nakao, profesora de Dirección coral de la Escuela Vocacional de Arte Leonardo Luberta, encargada de montar el tema.

«Trabajar con niños es muy difícil, tienen carácter diferente y no se concentran con facilidad. Todos no aprenden de la misma manera y rapidez, mucho más en el coro. Cuando los conoces es más sencillo, sabes cómo lograr resultados si aplicas el método adecuado para cada uno... La orquesta los estimula y tienen deseos de cantar y eso es muy importante para un niño que canta», comentó mientras Jennifer imitaba con precisión adulta las palmadas de su profe.

Los músicos también cogieron un descanso. Entre ellos estaba Ricardo Elio Méndez Rivera, maestro de música y miembro de la Banda de Conciertos de Manzanillo, asesor del evento, quien reconoció el talento de los niños pineros. «Se necesita una mayor sistematicidad en la realización de este tipo de festivales. Pensé que pasaríamos más trabajo pero se avanza muy rápido con estos pequeños... Ahora falta que se acostumbren a cantar con el acompañamiento de la orquesta», apuntó.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.