La muerte es pequeña para borrar a Almeida

Cientos de miles de personas rinden homenaje de reconocimiento y cariño al Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque en el Memorial José Martí, en la Plaza de la Revolución

Autores:

Marianela Martín González
Mileyda Menéndez Dávila

Fernando Suárez, sargento instructor de Plana Mayor de una de las unidades de Milicias de Tropas Especiales, estaba con sus muchachos en el lugar más concurrido por los cubanos este domingo: El Memorial José Martí, en la Plaza de la Revolución, donde al entrar la tarde cientos de miles de personas habían rendido homenaje de reconocimiento y cariño al Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque.

«Pertenezco a la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana, dirigida por Almeida. Es un honor venir acompañado de estos muchachos a decirle adiós a un luchador que siempre puso su confianza en las nuevas generaciones».

Suárez recordó que siendo un imberbe sirvió eventualmente como camarero al Comandante, quien al verlo le dijo: “Tú no tienes cara de camarero, tienes cara de soldado”. Pasaron los meses y me vio en el Príncipe como él me había recomendado. Increíblemente me reconoció. Ese día llovía y sacó la cabeza del auto en que venía, y me dijo: “Yo lo decía tu carapacho era para esto, no para camarero”».

Fernando advierte que Almeida era un hombre de mucho silencio, pero cuando hablaba dejaba la imagen de una persona con muchos detalles y carácter. Se le recordará siempre por muchas razones, pero sobre todo por su modestia al no reclamar la autoría de la frase: «Aquí no se rinde nadie...» que por error histórico se le atribuyó por muchos años a otro de nuestros grandes luchadores: Camilo.

Sostuvo que Almeida es un Comandante extratalla, y dijo es, porque seguirá contribuyendo a la formación de los cubanos, conducirá muchas voluntades, porque fueron tantas las cosas que hizo por el bien común, que la muerte le quedará pequeña para borrarlo.

 

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.