¡Qué boniato! - Cuba

¡Qué boniato!

El tubérculo de 18 libras asombró a todos los vecinos del municipio Bayamo, en la provincia de Granma

Autor:

Osviel Castro Medel

BAYAMO.— ¡Un boniato de 18 libras! La voz corrió como pólvora por Micro V, un barrio del reparto Antonio Guiteras.

Y no era un rumor, sino una verdad como peñasco: Ubencio Aleaga Sánchez, jubilado que ama la tierra, había cosechado en el patio común de las viviendas «biplantas» de esa porción bayamesa un tubérculo que no cabe en una olla arrocera y al que apenas le faltan 920 gramos para llegar a las 20 libras.

A los cuatro meses de haber sembrado unos bejucos entre la acera y su bloque residencial, salió este «fenómeno», que no solo asombra por su tamaño sino también por su forma, semejante a la de un pato.

La singular vianda pronto ganó fama, pues fue llevada a las cámaras de la televisión local. Aunque no es la más grande cosechada en Cuba. En enero de 2007, por ejemplo, el periódico Granma dio cuenta de un boniato de ¡29,3 libras!, cosechado en un jardín capitalino.

El boniato es oriundo de América tropical y contiene beta-carotenos (antioxidantes), potasio, fósforo y vitaminas.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.