Desarrollan acciones para proteger playas en cayería norte cubana

Expertos del Centro de Investigaciones de Ecosistemas Costeros de Cayo Coco en conjunto con otros organismos estatales de Ciego de Ávila, se disponen a proteger el entorno costero

Autor:

Juventud Rebelde

La construcción de pasarelas sobre pivotes desde los hoteles y ranchones hasta las playas figura hoy entre las acciones que acometen en la cayería norte cubana para preservar el ecosistema costero, destaca Prensa Latina.

Los trabajos están encaminados a mitigar los efectos del cambio climático en el litoral norte de la central provincia de Ciego de Ávila, donde se desarrolla el destino turístico Jardines del Rey, uno de los principales polos de recreo en la Isla.

Expertos del Centro de Investigaciones de Ecosistemas Costeros de Cayo Coco en conjunto con otros organismos estatales realizan esas labores para proteger el entorno, declaró a Prensa Latina el director de la unidad, Adán Zúñiga.

Precisó que desde hace cuatro años trabajan para mejorar las zonas, pues en lugares puntuales la línea de costa se ha retirado hasta tres metros por la erosión.

Por tal motivo, explicó, centramos la labor fundamentalmente en los sectores de playa, ya se han rehabilitado algunas partes y obrado en la limpieza y uso adecuado de la arena.

Apuntó que la principal tarea se ubica en Playa Pilar, en Cayo Guillermo, donde las funciones de recuperación la desarrollan a partir de criterios de sostenibilidad y certificación de la playa, considerada entre las de mayor belleza de Cuba.

En ese sitio las faenas están dirigidas, fundamentalmente, a preservar las dunas más altas del Caribe Insular, con 15 metros de altura, y a la vegetación del entorno, señaló Zúñiga.

También en ambos islotes se cerraron las vías de entrada a las montañas de arena tanto a pie como en automóvil, pues el acceso libre ha dañado su compactación y se rehabilitaron los senderos interpretativos para no dañar la flora, explicó.

Estas acciones integran el proyecto de Conservación de la Biodiversidad auspiciado por las Naciones Unidas que se ejecuta en el archipiélago Sabana-Camagüey, para desarrollar el turismo, la pesca, agricultura y forestales sin afectar el medio, apuntó.

El desarrollo turístico de la región se basa en un medio físico de altos valores ecológicos y paisajísticos, matizado por decenas de kilómetros de playas de origen coralino, de singular belleza y excelente grado de conservación.

Por tales motivos, el propósito es lograr un desarrollo sostenible de todas las actividades que se acometen en la cayería del norte de Ciego de Ávila, con mayor acierto en Coco y Guillermo, únicos que cuentan con un proceso constructivo.

Asimismo se continúan los monitoreos, promoción de la educación ambiental, capacitación comunitaria y del personal especializado, en aras de minimizar el impacto negativo que provoca en la naturaleza la edificación de todo tipo de instalación.

Igualmente en el área se adoptan medidas para el cuidado de especies vegetales autóctonas durante el movimiento de tierra y la resiembra de algunos ejemplares de alto valor ecológico.

En el destino turístico Jardines del Rey funcionan unas cuatro mil habitaciones en 14 instalaciones hoteleras, además existe una variada gama de centros de recreación y de servicios.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.