Ponerle otra mente al surco

Presididos por José Ramón Machado Ventura, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, las provincias de Holguín y Las Tunas celebraron sus plenos de la ANAP

Autores:

Juan Morales Agüero
Héctor Carballo Hechavarría

HOLGUÍN.— Las actuales transformaciones en la producción agropecuaria del país demandan, ante todo, cambios de mentalidad, por lo cual es importante dialogar más sobre estas realidades y lograr que los razonamientos lleguen a todos y no se queden en las juntas campesinas.

La exhortación la hizo este sábado José Ramón Machado Ventura, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, a los dirigentes y productores asistentes al Pleno del Comité Provincial de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), celebrado aquí como resumen del proceso previo al X Congreso de la organización.

El también miembro del Buró Político del Partido llamó a acabar de desechar esquemas, como esperar por la llegada de insumos costosos cuando existen experiencias valederas para sustituir parte de estos con alternativas criollas.

«Hay que producir y ahorrar más de lo que lo hacemos, como vía para sustentar la sustitución de importaciones, diversificar las producciones donde sea necesario y entender que no se trata de consignas, sino de avanzar con los pies sobre la tierra», aseveró Machado.

A este pleno asistieron además Ulises Rosales del Toro, ministro de la Agricultura, y Orlando Lugo Fonte, presidente de la ANAP.

Vigor joven en el campo

Las Tunas.— Más de 1 500 jóvenes tuneros de ambos sexos —94 de ellos militantes de la UJC— se han acogido al Decreto Ley 259, que establece la entrega de tierras en usufructo para la producción de alimentos, según se conoció en el pleno provincial de la ANAP celebrado aquí.

El sector tunero, según el informe, precisa de unos 300 profesionales para elevar su fuerza calificada. Se avizora una solución, pues cerca de 1 150 jóvenes campesinos están en condiciones de estudiar y otros 586 culminan el duodécimo grado este año.

Un ejemplo del aporte juvenil a la producción de alimentos es Yosbel Pacheco, militante de la UJC de 27 años de edad. Tiene título de técnico de veterinaria, pero ahora preside la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) 26 de Julio, en el municipio de Manatí.

«Entre mi mamá, un tío y yo trabajamos siete caballerías de tierra. Cuatro están ya libres de marabú. Sembramos caña, kingrass y cultivos varios. Además, tenemos 160 animales, incluyendo 35 vacas de ordeño que producen diariamente 130 litros de leche para la venta directa a la población».

Hasta la fecha, en la provincia se han entregado en usufructo casi 78 mil hectáreas de tierras a unos 18 mil campesinos. La mitad está en explotación.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.