La diversión del conocimiento

Opciones para estas vacaciones llegan también cargadas de saber. Cursos de verano relacionados con la cultura comunitaria, el medio ambiente y otros temas son algunas de las propuestas

Autores:

Yelanys Hernández Fusté
Mayte María Jiménez
Ana María Domínguez Cruz

Unas vacaciones para apreciar el arte y también para incursionar en este con creaciones salidas de quienes reciben esos conocimientos, constituye la propuesta de la Brigada José Martí (BJM) para este período.

En toda la Isla los instructores de arte desarrollan sus cursos de verano con un enfoque cultural desde sitios significativos de la comunidad, como escuelas, museos, sitiales históricos o patrimoniales, calles, parques, círculos sociales, casas de Cultura…

Dentro de las variadas opciones que se ofrecen están los talleres de música y artes plásticas, además de los de narración de historias representativas de cada localidad, dramatización de obras literarias y bailes populares cubanos.

En un esfuerzo coordinado con organizaciones de masas y un amplio número de instituciones culturales, sociales y asistenciales, la BJM esparce esa aureola de saberes a todos los grupos etáreos, como sucede con los espacios de bordado, tejido y artesanía popular y el de Mi cocinita —este último con el coauspicio de la Asociación Culinaria y los círculos de abuelos, donde niños y jóvenes socializan costumbres culinarias con ayuda de los adultos y preparan platos típicos de la comunidad.

Uno de los ejemplos de la utilidad de este tipo de ofertas fue el programa artístico presentado por un grupo de niños este viernes en el complejo cultural de Belén, en la sede de la Dirección Nacional de la Brigada José Martí, en el capitalino municipio de La Habana Vieja.

Guiados por sus instructores, los pequeños demostraron lo aprendido en este mes y con ello se titularon de los cursos veraniegos —el 2 de agosto abrirán en el centro los mismos espacios y con duración similar.

Con esta peculiar graduación, la dirección de la Brigada saludó el Día de la Rebeldía Nacional. También rindió tributo a la importante fecha con un homenaje este jueves a combatientes de diferentes gestas revolucionarias que residen en la comunidad situada en sus predios.

Esa acción tiene un eco por estos días en todas las provincias y deviene ocasión propicia para mostrar el fruto de la semilla plantada en los espacios de esparcimiento que han diseñado los brigadistas para esta cita vacacional.

Saber de verano

Como parte de ese «mundo de cosas» con el que podemos contar durante estos meses para ocupar nuestro tiempo libre, más de 460 cursos de verano se impartirán en las diferentes facultades universitarias de todo el país para estudiantes, trabajadores, jubilados, amas de casa y todo aquel que esté interesado.

Según Reynaldo Rosado Delgado, representante del Ministerio de Educación Superior (MES) en la Comisión Central de Recreación, las ofertas de estos cursos, en correspondencia con las necesidades y preferencias de las comunidades universitarias y del territorio en general, responden al perfil de estudios de cada facultad, con el objetivo de ampliar conocimientos sobre una materia o abordar algún aspecto novedoso de su perfil laboral.

Temáticas de gran impacto y actualidad, como las relacionadas con software libre, preservación del medio ambiente, el Código de Vialidad y Tránsito, promoción de salud, apreciación de la cultura cubana y reducción de desastres, son las que se incorporaron este año de manera homogénea a nivel nacional, por su significación política, económica y social.

El interés por cursar estudios en el verano ha aumentado, según explicó el funcionario del MES; de ahí el surgimiento de planes novedosos, la existencia de una mejor infraestructura para asimilar más estudiantes que otros años y la posibilidad de impartir los cursos no solo en las sedes centrales de las universidades, sino también en las sedes municipales.

Medio ambiente en las aulas

Un programa docente que busca llevar a todos los municipios del país aulas ambientales, diseñado por el Centro de Información, Gestión y Educación Ambiental, es otra de las opciones a las que invita este verano.

Este curso, especialmente para jóvenes, intenta acercar a los participantes a la temática ambiental de una forma dinámica, motivadora, haciendo uso de técnicas participativas y con la proposición de un grupo de actividades complementarias que facilitarán la introducción de nuevos conceptos que deben ser de conocimiento de toda la población.

En este, los estudiantes identificarán problemas ambientales que afectan a su comunidad, sus causas y efectos, y reconocerán conceptos y vocabularios básicos utilizados para el estudio del medio ambiente.

También podrán identificar los impactos ambientales sobre los ecosistemas, como consecuencia de la actividad humana, y realizarán acciones de recuperación e intervención ambiental en sus localidades.

Según explicó Ivonne Guerra, de la Dirección Nacional de las Brigadas Técnicas Juveniles (BTJ), la duración del encuentro está prevista para una semana de julio y otra de agosto, aunque en provincias como Villa Clara tendrá lugar en este mes solamente.

Los interesados deben dirigirse a la presidencia municipal de las BTJ, o a especialistas del CITMA de la región, quienes deben tener la información necesaria para la inscripción en el curso.

En julio se estima que participen unas 2 917 personas de todo el país, con la presencia de unos 154 especialistas en 99 municipios.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.