Fijan precios liberados de cigarros cubanos

La cajetilla de negros Titanes y la de rubios Aromas se venderán respectivamente a siete y a 7.60 pesos en moneda nacional

Autor:

René Tamayo León

A partir de mañana 1ro. de septiembre, cuando finiquita la cuota normada de cigarrillos, a las cajetillas de 20 pitillos negros Titanes y a su similar rubio Aromas se le aplicarán los precios de venta minoristas para los productos afines que se venden de forma liberada en moneda nacional.

La resolución No. 244 del 2010 de la Ministra de Finanzas y Precios, publicada el pasado viernes en la Gaceta Oficial, establece que los Titanes se cotizarán a siete (7) pesos (MN), mientras que los Aromas valdrán 7.60 pesos.

El documento rubricado por Lina Olinda Pedraza Rodríguez, titular del organismo, subraya en sus por cuantos que la disposición, a solicitud del Ministerio de Comercio Interior para la venta minorista de estas mercancías, toma en cuenta «las medidas que de forma gradual se vienen aplicando para limitar los subsidios con cargo al Presupuesto Estatal».

Los actuales precios de venta liberada de cigarrillos negros y rubios datan de hace más de 13 años, cuando la resolución No. 11 del 28 de febrero de 1997 modificó los precios minoristas de los mismos, pero mantuvo la cotización histórica de la venta normada.

Hasta ahora se beneficiaban de esta política de subsidios las personas mayores de 54 años, quienes disponían casi a precio de costo (si se incluye producción, distribución, transportación, infraestructura, redes de venta, etc.) de uno de los productos más gravados en el mundo por sus dañinos efectos a la salud, tanto de consumidores como de fumadores pasivos.

Como parte de la actualización del modelo económico, las restricciones en la abultada cartera de subsidios a cargo del Estado incluye medidas en la canasta básica, de la que es parte esencial la libreta de racionamiento, establecida hace 48 años.

Además de los cigarrillos normados, cuyo subsidio estatal concluye mañana, también se excluyó —hace casi un año— de la libreta las papas, que se ofertan a un precio minorista de 1 peso para la primera calidad y otros menores para el resto.

Entre otras externalidades beneficiosas, la venta libre del tubérculo, por ejemplo, ha hecho más sistemática la oferta y más racional su consumo: lo compra el que lo quiere consumir.

También se puso fin así al mercado negro de este producto en los puestos de viandas o en la cadena de transportación, actividad ilegal que laceraba la disciplina social.

Y los chícharos, otro tradicional producto normado, ahora se expenden de forma liberada a 3.50 pesos la libra. Como alimento de importación no ha logrado la estabilidad que se requiere en el mercado, pero sin dudas, cuando está a la venta, contribuye a amainar la actual escasez de otros granos y, por consiguiente, sus altos precios en el mercado de oferta y demanda, a pesar de ser parte esencial de la dieta diaria del cubano.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.