Un eterno adiós al general de Brigada Calixto García Martínez

Al triunfar la Revolución ocupó cargos importantes como jefe de los Ejércitos Oriental y Central, de la Dirección de Retaguardia de las FAR y del Estado Mayor de la Agrupación de Tropas de la Defensa de La Habana

Autor:

Luis Hernández Serrano

«La desaparición física del general de brigada Calixto García Martínez, asaltante del cuartel Carlos Manuel de Céspedes, de Bayamo, expedicionario del Granma y combatiente del Ejército Rebelde, nos ha conmovido a todos, entre otras razones, por su entrega sin límites a la Patria y la Revolución».

Así comenzó en la tarde de este jueves la despedida del duelo de tan sobresaliente revolucionario, en el Panteón de las FAR, en el cementerio de Colón, el miembro del Buró Político, general de cuerpo de ejército y Héroe de la República de Cuba, Ramón Espinosa Martín, viceministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

Entre los pormenores de la trayectoria revolucionaria de Calixto García enunciados por el orador, sobresalen su incorporación en México al Movimiento 26 de Julio y su selección como expedicionario del Granma.

Tras la dispersión de Alegría de Pío se reincorporó al destacamento rebelde e intervino en acciones como el ataque a la Plata, los combates del Uvero, Pino del Agua, Santo Domingo y las batallas del Jigüe, Las Mercedes y Guisa.

En diciembre de 1958 fue ascendido a Comandante, designado ayudante del Comandante en Jefe y participó en los combates y tomas de los poblados de Jiguaní, Baire, Maffo y Estrada Palma.

Al triunfar la Revolución ocupó cargos importantes como jefe de los Ejércitos Oriental y Central, de la Dirección de Retaguardia de las FAR y del Estado Mayor de la Agrupación de Tropas de la Defensa de La Habana, hasta 1973 en que pasó a ser el jefe del Departamento Militar del Comité Central del Partido.

Fue fundador del Partido, en 1965 integró su primer Comité Central y recibió numerosas condecoraciones.

«Si quisiéramos caracterizar en pocas palabras al general de brigada Calixto García Martínez —dijo Espinosa— baste con resaltar su espíritu de sacrificio, sencillez y modestia».

Y expresó finalmente: «En este momento de dolor para todos por la pérdida de tan valioso compañero, ratificamos nuestro compromiso de continuar el camino que él transitó, llevando con nosotros su amor y entrega a la causa de la Revolución».

Presidieron la inhumación los miembros del Buró Político y Héroes de la República de Cuba, Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y el general de Cuerpo de Ejército Julio Casas Regueiro, ministro de las FAR, así como jefes principales de las FAR y el MININT, familiares de Calixto García, moncadistas y expedicionarios del Granma, y compañeros y amigos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.