Dos páginas jóvenes y rebeldes

Celebran los 50 años de la unidad del movimiento juvenil cubano en la Asociación de Jóvenes Rebeldes y los 45 del Diario de la Juventud Cubana

Autor:

Marianela Martín González

Hubo mucho simbolismo en que la Asociación de Jóvenes Rebeldes, expresión de la unidad del movimiento juvenil cubano, y el periódico que ha representado sus ansias: Juventud Rebelde, celebraran ayer los 50 años de haber surgido la primera, y los 45 el segundo, en el Memorial José Martí.

En aquel salón, relucido por el color verde y los textos martianos en letras laminadas en oro, los trabajadores del Diario de la Juventud Cubana y fundadores de la AJR se congregaron para revalidar su fidelidad a la Revolución.

En el caso de JR, que sería fiel a la solicitud de Fidel, cuando el 21 de octubre de 1965, al fundar este diario, definiera su misión: «un periódico destinado fundamentalmente a la juventud, con cosas que le interesan a la juventud, pero que debe tratar de ser un periódico de calidad y que las cosas que allí se escriban puedan interesar también a todos los demás».

El miembro del Buró Político y vicepresidente del Consejo de Estado Esteban Lazo Hernández, en misiva enviada por la ocasión, la cual fue leída por Liudmila Álamo Dueñas, primera secretaria de la UJC, reconoció que «JR ha sido digno de la misión que le fue confiada por el Partido y Fidel desde su fundación, y sus páginas atesoran las grandes batallas que ha librado nuestro pueblo a lo largo de estos años, y en particular las más jóvenes generaciones. En su quehacer periodístico, la publicación ha marchado en la vanguardia, en la creatividad, la superación de sus integrantes, en la lucha por llegar a los lectores con un mensaje eficaz».

Más adelante la carta alertaba que hoy los retos son mayores y las tareas resultan más complejas, por lo que confía en que este diario ayude a enfrentar y vencer las misiones que se le planteen en defensa de la Revolución y sus conquistas.

«Es vital que sigan cultivando la palabra con la hondura martiana y el análisis certero y oportuno a que nos ha enseñado el Partido, siempre a la vanguardia como digno baluarte de las ideas de tantos cubanos caídos a lo largo de la lucha», expresó la dirigente juvenil, quien aseguró que no hay dudas de que las páginas siempre jóvenes y rebeldes de nuestro periódico no quedarán nunca sin el argumento oportuno y eficaz para el combate.

Y como muestra de que estamos en combate, Pelayo Terry, director del diario, afirmó que no solo emprendemos los rumbos del diarismo con los cientos de miles de ejemplares que salen cada noche y madrugada de las rotativas, y que amanecen en los estanquillos del país de martes a domingos.

«El escenario también está en lo que Internet nos pone por delante. Ahí también debemos entrar con más inteligencia y oportunidad. El nuevo espacio está configurado como para nosotros, pero debemos aprovecharlo en todas sus posibilidades. Debemos multiplicar nuestros conocimientos sobre este mundo que las nuevas tecnologías nos va descubriendo y Juventud Rebelde no puede estar de espaldas a tan preciado momento».

En la ceremonia, a la cual asistió Rolando Alfonso Borges, jefe del Departamento Ideológico del Comité Central del Partido, se reconoció a directores y fundadores del diario, al que le fue conferido el Premio Los Zapaticos de Rosa que otorga la Organización de Pioneros José Martí, y la Condición Colectivo Forjadores del Futuro que entregan las Brigadas Técnicas Juveniles. También fueron reconocidos varios fundadores de la Asociación de Jóvenes Rebeldes.

El célebre pianista Frank Fernández cerró bellamente la celebración —que había sido abierta por las magistrales piezas que obsequió la agrupación juvenil Aire de Concierto— con la suite a dos pianos Zapateo por derecho, una fusión musical que recoge notas que peinan lugares entrañables de nuestro continente.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.