Sangre cubana por la independencia angolana

El embajador de la nación africana agradeció la solidaridad de la Isla que hizo posible la definitiva liberación de su país

Autor:

Marianela Martín González

La Operación Carlota constituyó una extraordinaria hazaña de nuestro pueblo, muy especialmente de la juventud, de las decenas de miles de combatientes del Servicio Militar Activo y de la Reserva, que voluntariamente cumplieron el deber internacionalista.

Lo anterior fue destacado por el general de división y Héroe de la República de Cuba, Samuel Rodiles Planas, durante el acto político cultural por el aniversario 35 de la proclamación de la independencia de Angola, y de la presencia de la misión militar cubana en ese hermano país, celebrado en la Sala Universal de las Fuerzas Armadas Revolucionarias este jueves.

Rodiles Planas significó que la llamada Revolución de los Claveles en Portugal, ocurrida en abril de 1974, favoreció las condiciones de lucha del Movimiento para la Liberación de Angola (MPLA), y catalizó la firma de los acuerdos de Portugal, al tiempo que se acordó la fecha del 11 de noviembre de 1975 para proclamar la independencia del país africano.

Sin embargo, apuntó que, a mediados de octubre de 1975, tropas regulares de Zaire y fuerzas mercenarias reforzadas con armamento pesado y asesores militares sudafricanos se aprestaban a lanzar ataques en el norte de Angola y por el sur amenazaba el peligro mayor. Columnas blindadas sudafricanas penetraron en el país y avanzaron rápidamente para ocupar Luanda antes de la proclamación de la independencia.

Hasta ese momento, dijo Rodiles Planas, no había ni una sola unidad militar regular cubana en Angola, solo unos cientos de instructores militares llegados al país semanas antes en respuesta a la solicitud del presidente Agostinho Neto.

«Únicamente cuando la invasión extranjera en gran escala era ya un hecho consumado, y a petición del MPLA y su líder histórico, nuestro Partido y Gobierno, encabezados por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, decidieron de forma soberana el envío de tropas de las FAR y el MININT hacia Angola para enfrentar la agresión del apartheid».

El embajador de Angola en Cuba, Antonio José Condesse de Carvalho, agradeció al pueblo cubano su solidaridad, gracias a la cual fue definitivamente liberada la nación africana, cuyos avances económicos han ido en ascenso también luego del triunfo.

El miembro del Buró Político y vicepresidente del Consejo de Estado, Esteban Lazo Hernández, presidió el acto, al cual asistieron 500 internacionalistas en representación de los cubanos que brindaron su ayuda al pueblo angolano cuando el apartheid quiso arrebatarle su independencia.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.