Cálculo fallido

La irreverencia de los jóvenes cubanos no es ingenua, sino revolucionaria. Por ello fracasan quienes intentan acercárseles porque los consideran vulnerables. Lo proclaman universitarios que salieron al paso de este diario tras ver un nuevo capítulo de Las Razones de Cuba

Autor:

Nyliam Vázquez García

Los jóvenes cubanos, tan de su tiempo, parecieran ser el blanco perfecto para secundar «ingenuamente» planes desestabilizadores contra Cuba. Por eso cuando este diario salió a indagar sobre las impresiones del nuevo capítulo del programa Las razones de Cuba entre esos seres vestidos a la moda, muchos pegados a sus audífonos y con una proyección que intenta colocarlos en una dimensión distinta, una de las ideas más repetidas fue el sonado y nuevo estrellón de los enemigos de la Revolución.

«No han calculado y no podrán calcular nunca la fuerza que tiene la juventud cubana», expresó Jaime Dueñas Morenos, estudiante de la facultad de Ingeniería Química de la Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría.

Para él, es bochornoso que traten de sobornar a quienes consideran menos maduros e inocentes a partir del incentivo de las nuevas tecnologías, porque ello justamente demuestra que no nos conocen lo suficiente.

«Como nosotros somos un país bloqueado, que no tenemos suficiente acceso a Internet, porque ellos no nos dan la posibilidad de conectarnos a los cables, intentan acercarse a nosotros porque nos consideran vulnerables», dijo.

Los muchachos entrevistados comentaron que la cínica idea del gobierno estadounidense de lograr la manipulación y el reclutamiento a partir del «anzuelo» de las nuevas tecnologías se hace añicos frente a actitudes como la de Dalexi González, el joven agente de la seguridad cubana que este lunes vivió su primer día fuera del anonimato ante la mirada de millones de cubanos.

La imagen de Dalexi, tan cercano a ellos en edad, les impactó profundamente. Todos los entrevistados sintieron, durante todo el tiempo que duró el programa, haber sido los protagonistas, por la certeza de que ellos habrían actuado con la misma consecuencia.

«Pero hay una cosa clara, que en esta Revolución no se rinde nadie. El gobierno norteamericano no va a poder derrocar la fuerza de la verdad y las ideas que tenemos», apuntó Jaime.

Para Leslye Villas, joven profesor universitario de Telecomunicaciones, el material publicado demuestra justamente que los jóvenes siempre responden. Para él, el hecho que Dalexi sea un graduado de la CUJAE en el 2004, como alguien común, normal, demuestra que cualquiera hubiese actuado como el «Alejandro para “ellos”, Raúl para la seguridad del Estado».

«Un muchacho normal, que pasó la universidad sin ser un dirigente de la FEU y de la UJC, sin tener esa responsabilidad, y solo a partir de sus principios, cuando se presentó una determinada situación, supo asumir una actitud revolucionaria», destacó.

Según Villa, lo importante es tocar la fibra de los jóvenes. Porque aunque parezca que están demasiado entretenidos en otras cosas, a su juicio, ellos saben exactamente la responsabilidad que tienen con la obra de la Revolución.

«Hay momentos en que, por sus múltiples entretenimientos parece que no están, pero cuando se les habla claro, cuando se les llega a la fibra, dan la respuesta acorde con la Revolución», comentó.

Carlos Manuel Faya tuvo unos instantes de reflexión, y de modo sencillo, lo primero que expresó fue el agradecimiento ante la publicación de este tipo de materiales que dejan al desnudo los disímiles esfuerzos de Washington por destruir la obra de todo un país y de varias generaciones.

«Yo creo que es muy buena la idea de darle más elementos a la juventud para que pueda tomar sus propias decisiones. Lo agradecemos», dijo. Más adelante con una sonrisa irónica agregó: «Debemos estar más que atentos ante cualquier penetración por parte de esos “vecinos nuestros que nos quieren tanto”».

Para Ovidio Gómez la historia de Dalexi es una nueva lección. «Con jóvenes como él no es posible que puedan cumplir sus objetivos».

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.