Tropas españolas planearon minar la Trocha de Júcaro a Morón

La decisión de la máxima autoridad colonial española en la Isla de usar las minas como recurso militar contra las fuerzas insurrectas se encontró en diversos documentos

Autor:

Luis Raúl Vázquez Muñoz

CIEGO DE ÁVILA.— En la última guerra de independencia el gobierno español en Cuba proyectó sembrar 4 000 torpedos fijos en tierra a lo largo de los 68 kilómetros de la Trocha de Júcaro a Morón, según trascendió en las últimas investigaciones sobre ese enclave militar.

Bajo la tutoría del máster Ángel E. Cabrera Sánchez, Historiador de la ciudad de Ciego de Ávila, el joven investigador Roberto Álvarez Pereira obtuvo numerosos planos y documentación inédita de esa línea militar, donde se prueba la existencia de un plan para minar los accesos a la trocha.

De acuerdo con Cabrera Sánchez, la mención al minado aparecía en referencias dispersas y sin confirmación clara, pero ahora se comprueba que en el mandato del Capitán General Valeriano Weyler se proyectó la siembra de torpedos por el capitán del cuerpo de ingenieros José Gago Palomo, quien dirigió la refortificación de la línea en 1896.

La decisión de la máxima autoridad colonial española en la Isla de usar las minas como recurso militar contra las fuerzas insurrectas se encontró en diversos y dispersos documentos, incluyendo reportes de prensa, encontrados en instituciones cubanas y españolas.

Álvarez Pereira explicó que entre fortín y fortín se ubicarían ocho torpedos para cubrir un radio de 600 metros por el efecto de las explosiones. Al final, el proyecto se desechó por motivos no precisados en la documentación, aunque apuntan al alto costo y al peligro para las tropas destacadas en las fortificaciones.

También se obtuvieron planos e imágenes de la línea militar en distintos momentos, desde la guerra de 1868 hasta la de 1895, junto a los sistemas constructivos utilizados, según los cuales se edificaron en serie 68 torres o fortines y 75 blockhouse, entre otras instalaciones.

La documentación reveló, además, que el plan de Weyler con la Trocha de Júcaro a Morón no era tanto detener las tropas mambisas en su paso a Occidente como el de usarla como una gran base de operaciones, la cual permitiera arrinconar contra ella a las unidades del Ejército Libertador que se movieran entre Las Villas y Camagüey.

En la investigación han colaborado importantes estudiosos cubanos y extranjeros, junto a especialistas del Archivo Provincial de Ciego de Ávila Brigadier José Gómez Cardoso, el Archivo Nacional de Cuba, la Biblioteca Nacional José Martí, el Instituto de Historia de Cuba y el Archivo Militar de Madrid, la Biblioteca Miguel de Cervantes y la Biblioteca Nacional de España.

Las indagaciones persiguen crear una página web interactiva de la Trocha de Júcaro a Morón, la cual contará con un fondo digital de no menos de 765 publicaciones de la época, y a la que el público tendrá acceso cuando sea presentada como parte de la defensa de un trabajo de diploma de la Universidad Pedagógica Manuel Ascunce Domenech, de Ciego de Ávila, al finalizar el presente curso.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.