Ninguna urgencia puede conducirnos a decisiones precipitadas

Reiteró Raúl el pasado sábado en la reunión ampliada del Consejo de Ministros

Autor:

Yaima Puig Meneses

Como un gran trabajo de reorganización, y una muestra de que las cosas siempre salen bien cuando se piensan antes de hacerlas y se rectifica a tiempo cada paso, calificó el General de Ejército Raúl Castro Ruz, el proceso realizado para reestructurar el sector azucarero, aspecto sobre el cual fue presentado un informe el pasado sábado en la reunión ampliada del Consejo de Ministros.

Relativo a este tema se explicó que, aun cuando en él se trabajaba desde hace aproximadamente tres años, el propio VI Congreso del Partido aprobó lineamientos encaminados a fortalecer el proceso de redimensionamiento de esa esfera y aligerar sus estructuras, todo ello con el propósito de conformar un sistema empresarial capaz de generar con sus exportaciones, moneda libremente convertible para financiar los gastos propios.

Entre los principales cambios se destacan la organización de la base productiva en torno a las unidades más eficientes y la concentración en 13 empresas provinciales de los centrales azucareros —de un total de 61 que hoy podrían hacer zafra, se decidió mantener activos 56, de los cuales 46 molerán en la próxima contienda. Asimismo, se decidió suprimir un conjunto de estructuras de apoyo que funcionaban a pesar de ser desactivados los centrales, y que, además de generar un gasto innecesario de recursos, ya no cumplían ningún objetivo.

El Consejo de Ministros conoció que, luego de los análisis realizados en el sector, fue tomada la decisión de extinguir el Ministerio del Azúcar, pues en la actualidad no cumple ninguna función estatal, y en su lugar crear el Grupo Empresarial de la Agroindustria Azucarera.

Igualmente, se dijo que cada una de las medidas tomadas fueron analizadas de conjunto con los organismos que de una u otra forma tienen relación con la actividad azucarera, lo cual, además de dotarlas de mayor integralidad, las hace mucho más eficientes.

Al referirse a este aspecto, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros señaló que no se puede olvidar que el sector azucarero aglutina a una de las fuerzas obreras más revolucionaria que tuvo el país en el capitalismo.

Seguidamente insistió, una vez más, que aun cuando quisiéramos avanzar con mayor rapidez, la complejidad de nuestros problemas actuales, inevitablemente, nos conduce a emplear más tiempo en su estudio antes de adoptar cualquier decisión, y así tratar de no cometer errores por precipitación.

No importa que muchos nos critiquen porque piensan que el perfeccionamiento que llevamos a cabo es lento —señaló—; no por cumplir un cronograma vamos a precipitarnos. Sin embargo, esta realidad no justifica el incumplimiento de los acuerdos aprobados por el VI Congreso del Partido. “Hay que cumplirlos todos”, dijo el también Primer Secretario del PCC. Y para ello —enfatizó—, no pueden cometerse indisciplinas, mucho menos permitir que alguien asuma funciones que no le corresponden.

Otro de los temas incluidos en la agenda de trabajo correspondió al resumen de los principales aspectos que regula el anteproyecto de ley del sistema tributario. Sobre el mismo se expuso que, para dar cumplimiento a lo aprobado en los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, se elaboró el proyecto de Ley tributaria con su reglamento, cuyos preceptos están más acordes con las circunstancias actuales. Su objetivo no es solo el de cobrar los tributos, en primer lugar, tiene que ser capaz de contribuir a un mejor funcionamiento de la economía del país.

Entre otros elementos, se logra mayor claridad que en la actual Ley al precisar, en la generalidad de los tributos, las personas obligadas a su pago, los hechos y las bases imponibles, así como los tipos impositivos o cuantías a abonar. De forma general, mediante el anteproyecto de Ley, se desarrollan 16  Lineamientos aprobados por el VI Congreso, de los cuales siete se cumplen totalmente y en otros nueve se prevén las normas tributarias que inciden en su cumplimiento.

En el transcurso de la explicación se detalló, además, lo referente a las decisiones de que sectores como el agropecuario tengan una menor carga tributaria, y la de aplicar el impuesto por la Ociosidad de Tierras Agrícolas, ambas medidas encaminadas a estimular las producciones agropecuarias. También serán incluidas bonificaciones a los buenos contribuyentes.

Luego de la presentación del informe, el Consejo de Ministros aprobó proponer a la Asamblea Nacional, que sus diputados debatan el proyecto de Ley tributaria en la sesión de julio del próximo año, con el interés de comenzar a aplicarla el 1ro. de enero del 2013. El tiempo que transcurra entre su presentación y su puesta en práctica, permitirá una mayor preparación y divulgación de la nueva Ley.

En este sentido, el General de Ejército reiteró la necesidad de conocer sobre cuestiones tributarias. Poco a poco la población ha ido aprendiendo de estos temas y muestra una mayor comprensión, eso es importante, añadió.

Más adelante, se explicó el estado del proceso de reorganización del transporte administrativo, tópico en el cual se relacionaron un conjunto de medidas puestas en práctica en las piqueras de los Órganos de la Administración Central del Estado y los Consejos de la Administración Provincial para solucionar las deficiencias detectadas, y con ello lograr una mayor racionalidad y el consecuente ahorro de recursos.

Los presentes fueron actualizados, además, del reordenamiento del transporte y las cargas en el período de enero a julio del año en curso. Al respecto, se conoció que ese es un proceso continuo, por lo cual, incluso cuando aparecen avances, todavía subsisten insuficiencias, principalmente en lo concerniente a la planificación. Ello está motivado, fundamentalmente, por imprecisiones en las demandas de cargas a las bases concentradoras, lo que ocasiona, tanto transportaciones fuera del plan, como la suspensión de otras concertadas con anterioridad.

Durante la reunión ampliada también se ofrecieron elementos sobre la extracción y devolución de contenedores, actividades que, por falta de coordinación entre los organismos y entidades involucrados, en los últimos años ocasionaron al país gastos millonarios por el pago innecesario de la estadía.

Al referirse a este punto, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros destacó la importancia estratégica del Ministerio del Transporte como rector de la actividad en el país, al tiempo que insistió en la necesidad de ir hasta el fondo de los problemas, utilizando todos los instrumentos legales existentes.

De igual forma, se presentó un resumen sobre el primer control integral estatal realizado al Ministerio de la Agricultura. El mismo reveló, entre otros muchos asuntos, que persisten deficiencias en la contratación; falta de agilidad y precisión en la entrega y explotación de las tierras en usufructo; insuficiencias en el proceso inversionista; e incumplimiento de los cronogramas de ejecución en los programas de producción de arroz, cultivos varios y carne vacuna.

Finalmente, se aprobó la instrucción del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros para establecer las políticas generales sobre la elaboración de los objetivos y  planes de trabajo en los órganos, Organismos de la Administración Central del Estado, otras entidades nacionales y las Administraciones Locales del Poder Popular.

Al referirse a este asunto, Raúl insistió en la valía de la planificación de actividades para desarrollar una mejor labor en todos los organismos y sectores de la sociedad. Al principio muy pocos entendían su necesidad —dijo—, pero poco a poco se ha comprendido la utilidad de esta herramienta. Los jefes son los primeros que tienen que cumplir estrictamente los planes de trabajo, concluyó.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.