Los fuegos de enero

En lo que va de año casi se han empatado la cantidad de días con el número de incendios forestales en el país, donde se desataron ya 11 de esos siniestros, una tendencia que alerta sobre la necesidad de incrementar la responsabilidad

Autor:

Ana María Domínguez Cruz

Hay que bajarle los «fuegos» a enero. En lo que va de año casi se han empatado la cantidad de días con el número de incendios forestales en el país, donde se desataron ya 11 de esos siniestros, una tendencia que alerta sobre la necesidad de incrementar la responsabilidad ciudadana e institucional.

Y lo más lamentable es que ello está ocurriendo cuando todavía no se ha arribado al período —marzo-abril— en el que la sequía y otras condiciones naturales se combinan, la mayoría de las veces con negligencias humanas, para dar lugar a la mayor cantidad de estos hechos, tan costosos para el medio ambiente, la economía y la salud.

De mantenerse semejante comportamiento el panorama de este año podría ser más grave que el anterior, en el que se registraron 695 incendios de este tipo en los primeros cinco meses, los que representaron el 96 porciento de los ocurridos en todo el año.

Estos fenómenos ofrecen mayor fundamento a la decisión de adelantar la fecha de inicio de la Campaña de protección contra incendios forestales, que por vez primera en 2012 se inició desde el mes de enero, y se extenderá hasta el próximo mayo.

Aunque existen factores climatológicos vinculados al origen de los incendios forestales, las negligencias de fumadores y transeúntes, las quemas para diferentes fines y la ausencia de matachispas en los vehículos constituyen las principales causas de estos devastadores fenómenos, sobre los cuales los entendidos afirman que son en su mayoría evitables.

No pocas veces los incendios afectan espacios esenciales de la naturaleza del país, como pueden ser áreas protegidas o de las principales cuencas hidrográficas, aunque sus consecuencias son lamentables en cualquier lugar.

Lo cierto es que es preciso bajarle los humos a este enero, que en materia de incendios ha iniciado definitivamente muy caliente.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.