Operación Arca de Noé

Firmarán convenio para la donación, de Namibia a Cuba, de 146 animales de 23 especies para el Parque Zoológico Nacional

 

Autor:

Luis Hernández Serrano

El convenio de la más grande donación de animales que ha hecho un país a Cuba en toda su historia, denominada Arca de Noé II —un total de 146, de 23 especies— se firmará oficialmente en los próximos días en África.

El país que realizará el donativo, por más de 17 millones de dólares que incluyen otros conceptos, además de los propios animales, es Namibia, cuyo Gobierno, a mediados de 2010, decidió hacerlo en gesto de amistad, y lo comunicó a nuestra patria a través de su embajador en La Habana.

Con ese propósito partirá este viernes hacia ese país una delegación encabezada por Miguel Luis Abud Soto, director del Parque Zoológico Nacional, del municipio habanero de Boyeros, que recibirá la donación.

Lo informó el licenciado Israel Fernández Brito, director de desarrollo de la instalación, (la más grande de los 23 zoológicos cubanos) y que ocupa un área de 342 hectáreas con una cerca perimetral de 10,6 kilómetros.

Baste saber por ahora que vendrán 78 animales de 11 especies de ungulados (mamíferos que se apoyan y caminan con el extremo de sus dedos, revestidos de pezuñas), como antílopes, elefantes y rinocerontes. Además, 16 de dos especies de aves, buitres y avestruces; y 52 animales de diez especies de carnívoros.

Los 146 animales se desglosan en 51 machos y 95 hembras, todos «juveniles», de más larga vida y capacidad reproductiva.

Entre los carnívoros, siempre muy atractivos, serán traídos hienas manchadas y pardas, leones, leopardos, chacales de lomo negro, guepardos o chitas, linces Caracal, puerco espines, rateles y zorros de Oreja de Murciélago.

Namibia no tiene zoológico. Los animales donados no viven en cautiverio, sino libremente en su hábitat natural, y serán capturados para traerlos a Cuba, lo que no se hará en barco, en una larga travesía, como se hace tradicionalmente en el mundo, sino por vía área, en huacales, en dos vuelos de un mismo avión habilitado especialmente para ese fin.

El donativo comprende también equipos de laboratorio, medicamentos, armamento (fusiles) para la sedación de los animales feroces, y un volumen importante de alimentos para la etapa de adaptación en la cuarentena que pasarán en Cuba (en el propio zoo y en Cenpalab, también en el municipio de Boyeros).

Las áreas de cuarentena estarán listas para recibir a los animales a fines de agosto, y solo falta el permiso de seguridad biológica del Centro de Inspección y Control Ambiental, CICA.

A fines de septiembre o principios de octubre de este año llegará al Aeropuerto Internacional José Martí el primer grupo, (cerca de 130 animales), comprobado ya su perfecto estado de salud. Y en marzo de 2013 arribará el resto, donde vendrán los elefantes y los rinocerontes.

El zoológico que recibirá el donativo fue abierto al público el 24 de marzo de 1984. Sus 575 trabajadores, de ellos 118 que atienden directamente a los animales, han aceptado el gran reto de este arribo masivo de nuevos animales. Para ello se reconstruyen áreas permanentes y temporales de cuarentena, la cerca perimetral y otros objetos de obra.

En dependencia de las características de cada especie, podrán ser exhibidos al público dentro de un año o año y medio. Este zoo cuenta hoy con 840 animales, y con la donación sobrepasará la cifra de mil, considerando la lógica reproducción de algunos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.