Nada de lo ocurrido en el proceso legal de los Cinco tiene precedentes (+ Fotos)

El equipo legal de los antiterroristas cubanos encarcelados en Estados Unidos expone evidencias sobre las actitudes erróneas de Gobierno estadounidense

Autor:

Nyliam Vázquez García

Mientras está demostrado que la Constitución estadounidense fue flagrantemente violada, el Gobierno de ese país hace silencio ante las pruebas. El equipo legal de los Cinco expuso ante medios de comunicación reunidos este lunes en Washington y en La Habana, a través de una videoconferencia, los argumentos del actual proceso de apelaciones, basado en nuevas evidencias.

Martin Garbus, abogado de Gerardo Hernández, aseguró que la jueza Joan Lenard tiene 30 días para responder a la moción presentada, pero en Miami nada ocurre en ese tiempo y menos si se trata de los Cinco, explicó el jurista, quien además aseguró que lo único que piden es una vista oral para exponer todos los documentos recopilados que prueban los millones invertidos por el Gobierno en pagar a periodistas.

«Hemos presentado tres grupos de documentos a la Corte Federal», expresó Garbus, que demuestran que se alquiló a periodistas con dinero gubernamental para condenar a estos cinco hombres de antemano en una campaña propagandística sin precedentes en EE.UU.

«Estos hombres han estado en prisión 14 años y creemos que es hora de que se les libere», expresó el abogado desde la sede diplomática cubana en Washington, en un panel en el que estuvo acompañado por Raymond Steckle, también miembro del equipo legal; Ramsey Clark, ex fiscal general de Estados Unidos, y Gloria La Riva, coordinadora del Comité Nacional de EE.UU. por la libertad de los Cinco. Allí la moderación estuvo a cargo del abogado José Pertierra, mientras que en el panel en La Habana participó Adriana Pérez, esposa de Gerardo, la periodista Aleida Godínez, quien se refirió al pago a periodistas, de lo que tuvo información de primera mano, y moderó el periodista Raúl Garcés.

«El veredicto debe ser anulado y visto como un insulto a nuestro sistema de justicia», apuntó Raymond Steckle y aseguró que estaba allí como estadounidense que comprende que en este caso se violaron dos principios importantes: la libertad de prensa, —esencial, e incluso signada en la Constitución—, y el derecho de todo acusado a un juicio justo.

«Mi Gobierno violó sus responsabilidades según la Constitución», denunció el abogado.

El ex fiscal general de EE.UU. Ramsey Clark, destacó los millones de dólares destinados a la corrupción, a partir de cientos de artículos periodísticos y programas de radio y televisión para transmitir información viciada. Aseguró que si fuera Fiscal General en la actualidad, haría lo que cualquiera en ese cargo debería hacer: desestimar el caso, como parte de una responsabilidad ética y legal.

Por su parte, desde La Habana, Adriana Pérez, esposa de Gerardo, hizo un llamado a la prensa a no ser cómplice del silencio sobre estas evidencias, ni sobre lo que durante estos 14 años han denunciado los familiares.

¿A quiénes les teme Obama hoy, —se preguntó Adriana—, para no hacer lo que pudiera hacer?

Y si tuviera el Presidente alguna duda de la inocencia de estos hombres, que le pregunte a su actual director de Inteligencia; que le pregunte a James Clapper, teniente general retirado, quien fue testigo en el juicio de los Cinco y aseguró que ellos no habían hecho nada contra la seguridad nacional de EE.UU., exhortó Adriana en nombre de los familiares de los patriotas cubanos.

«El Gobierno dice que los pagos a periodistas no afectaron el caso, pero si es así, ¿por qué no nos dejan acceder a ellos?», se preguntó Gloria La Riva, quien desde la solidaridad ha estado a cargo de la recopilación de las pruebas que incluyen los contratos a periodistas. Algunos, por enrarecer el ambiente en Miami contra los Cinco, recibieron hasta un cuarto de millón de dólares, dijo.

Sobre la veracidad del pago malintencionado a periodistas antes, durante y después del juicio a los Cinco, Aleida Godínez contó sus experiencias como testigo de pagos específicos y de misiones editoriales que tenían estas plumas de alquiler.

Más adelante, Martin Garbus aseguró que ahora se concentran en lo erróneo del fallo condenatorio. Para él resulta extraordinario que se hayan revelado las evidencias —una buena parte de los contratos que prueban el pago a periodistas está publicado en una página de Internet— y no se haya dicho nada.

Gloria La Riva aseguró que, como son prisioneros políticos, es la lucha política y la legal la vía para lograr su liberación, así que exhortó a leer y estudiar estos documentos absolutamente públicos.

En respuesta a una de las preguntas de la prensa, Martin Garbus dijo que presume que aún el Gobierno paga a periodistas para mantener un estado de opinión negativo.

En otro momento de la videoconferencia el mismo abogado señaló que si la jueza no concede la vista oral, queda la opción de la apelación.

Adriana se refirió al jurado del que habla su esposo y mencionó la importancia de la presión para que Obama haga lo que puede hacer.

«Me resisto a pensar —después de 14 años— que tengan que pasar más sin Gerardo», expresó Adriana, marcada por el dolor, pero también, según dijo, este no es mayor que su capacidad de resistencia, como la de los Cinco mismos y cada uno de sus familiares.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.