Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba pasa al Ministerio del Transporte

El Decreto Ley 296 del 2012 aprobado por el Consejo de Estado resolvió la extinción del Instituto de la Aeronáutica Civil de Cuba como Organismo de la Administración Central del Estado, con el consecuente traspaso al Ministerio del Transporte de sus funciones y atribuciones

Autor:

Granma

La actualización del modelo económico cubano avanza, y con ello el perfeccionamiento de estructuras y entidades mediante un proceso paulatino en el cual se busca la separación de las funciones estatales y empresariales para lograr un mejor desempeño de las instituciones, así como una estructura gubernamental más racional y funcional.

A ello precisamente responde el Decreto Ley 296 del 2012 aprobado por el Consejo de Estado y en el cual se resolvió la extinción del Instituto de la Aeronáutica Civil de Cuba (IACC) como Organismo de la Administración Central del Estado (OACE), con el consecuente traspaso al Ministerio del Transporte (MITRANS) de sus funciones y atribuciones.

El IACC en su estructura incluía, además del órgano central, las unidades de apoyo, entidades subordinadas y un sistema empresarial compuesto por 11 empresas encargadas de operar las aeronaves, administrar los aeródromos, el resto de la infraestructura aeroportuaria y la navegación aérea en condiciones de seguridad, regularidad y eficiencia; asimismo, contaba con tres empresas mixtas.

En su funcionamiento existía una mezcla de las funciones estatales y empresariales entre los órganos de dirección del órgano central —que constituye la Autoridad Aeronáutica—, y el sistema empresarial, que dificultaban un mejor funcionamiento de sus diferentes estructuras.

A partir de esta realidad y dando cumplimiento a los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución aprobados por el Sexto Congreso, relacionados directamente con la separación de las funciones estatales y empresariales, así como la mejor distribución de las funciones de los OACE y la racionalidad de las estructuras gubernamentales, se aprobó el proceso de integración del IACC al MITRANS.

Al asumir el MITRANS las nuevas funciones le corresponde la dirección de la política del Estado y del Gobierno relativa al transporte aéreo civil, la navegación aérea civil, así como sus servicios auxiliares y conexos.

Durante el proceso de perfeccionamiento se tuvieron en cuenta las características del funcionamiento de la aviación civil cubana, sometida a diversas restricciones como resultado del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidos, así como la tradición y espíritu de pertenencia de los trabajadores del sector.

Igualmente, se cumplieron las recomendaciones de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) —lo cual constituye una práctica internacional—, referido a que la responsabilidad por la Aviación Civil radique en un órgano de la Administración Central del Estado y que se designe por Ley una entidad organizativa con personalidad jurídica, que pueda realizar la gestión administrativa con organización y nivel de autonomía propios, para así ejercer las misiones y funciones de la Autoridad Aeronáutica.

Por tales razones, se aprobó que sea el MITRANS quien ostente la responsabilidad de la Autoridad Aeronáutica y la misma sea ejercida por una unidad organizativa independiente que cuente con personalidad jurídica propia y los recursos necesarios para su funcionamiento.

Como reconocimiento al prestigio alcanzado ante la Comunidad Aeronáutica Internacional en el cumplimiento de los requisitos de la vigilancia continuada a la seguridad aeronáutica de las operaciones de la aviación civil nacional y extranjera en el país —demostrado en los resultados de las visitas periódicas y las auditorías de seguridad operacional realizadas por la OACI—, se decidió ratificar a esta nueva unidad presupuestada el nombre de Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba.

En tal sentido, aunque mantiene el mismo nombre, la entidad deja de ser un OACE, se transforma en una unidad organizativa subordinada al MITRANS y ejerce las funciones de la Autoridad Aeronáutica. Al igual que sucedía anteriormente, la entidad estará encabezada por un Presidente, pero con funciones netamente estatales.

Una parte de las funciones comunes y de los aseguramientos con que contaba el IACC se integran a sus similares del MITRANS. Se consigue una mayor compactación de los órganos de dirección y adecuación de su jerarquía estructural. De forma general, se alcanza una disminución de la plantilla aprobada, del personal físico y de los cargos intermedios de dirección, con la consecuente reducción de gastos y una mayor racionalidad en la administración.

La Organización Superior de Dirección Empresarial Corporación Aviación Cubana Sociedad Anónima (CACSA) pasa a formar parte del sistema empresarial atendido por dicho Ministerio.

De esta forma se logra mantener la continuidad de la autoridad aeronáutica cubana y las misiones vinculadas con la vigilancia de la seguridad operacional y de la aviación, en especial en lo referido a su representatividad internacional. Se traspasan además, las funciones estatales que realizaba el sistema empresarial a la entidad organizativa de dirección aeronáutica: control y permisos de vuelo; control de aptitud médica aeronáutica; y asesoría legal a la autoridad aeronáutica.

Ello permite además, concentrar las funciones de la organización superior de dirección empresarial y fortalecer su integración y autonomía, lo que posibilitará su concentración en el cumplimiento de las funciones empresariales que le corresponden.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.